17/04/2018 10:34 GMT+7 Email Print Like 0

Tierra helada y nublada

Ta Xua, Hong Ngai, Hang Dong y Hang Chu son famosos destinos en el distrito montañoso de Bac Yen, provincia de Son La, que  aparecen en la obra literaria "Los esposos de A Phu", del fallecido escritor  To Hoai. Durante los últimos 10 años, dichos lugares se han  convertido en los destinos más visitados por muchos viajeros, quienes quieren buscar sitios para perderse entre las nubes y tomar fotos con las "especialidades" locales, como el paraíso sepultado bajo nubes del norte,  la tierra helada y el té silvestre Shan  Tuyet, en las altas montañas.  
Además de estas tres singularidades famosas, esta vez el viaje a Ta Xua  alimenta mi pasión de conocer mejor la cultura del pueblo Mong, tan atractiva como el poema "Canción en montañas", de To Hoai: "Por las tardes en los bosques hay un agradable sonido de Khen  que  canta las palabras esperadas/ El camino de regreso al bosque, el camino hacia abajo de la montaña / En el cielo solo hay estrellas / En las montañas solo hay dos enamorados... ".

 Me impresionó mucho estar en el sitio "Song Khung long"  (columna dorsal de dinosaurios), donde los viajeros suelen venir  a observar  sus encantadoras nubes. Allí se destacan  los vestidos tradicionales de los Mong en un espacio lleno de nubes  y humo. Cuando pregunté a la propietaria, cuyo idioma Kinh era ininteligible para mí,  solo llegué a entender que el sitio siempre está completamente envuelto por nubes, montañas, humedad y sequía. Extrañamente, al mirar las delicadas líneas estampadas de su vestido, imaginé las gigantes montañas nubladas de Hang Dong.


A principios de febrero, la temperatura baja a menos de cero, con nieve y hielo cubriendo una zona montañosa
en la cima de Ta Xua, lo que atrae a miles de visitantes a contemplar
el increíble fenómeno  natural. Foto: Nguyen Van Duy


Todo el año el cielo de Ta Xua está cubierto  por nubes. Foto: Trong Chinh 


Ta Xua es famoso por el té montañoso Shan Tuyet, con 100 años de edad, delicioso debido a
que el árbol crece y se nutre en bosques silvestres, en altas montañas y alrededor de un pueblo
  siempre cubierto  por nubes. Foto: Trong Chinh


A una altura de más de 1 000 metros sobre el nivel del mar, del tres al siete de febrero  de 2018, la temperatura
en el pico de Ta Xua (municipio de Bac Yen, provincia de Son La) oscila entre 1 y 0 grados centígrados,
y todas las montañas están cubiertas de nieve.  Un niño Mong y una cabra en medio  de las heladas.
Foto: Nguyen Van Duy


Después de la cosecha, las mujeres étnicas Mong en Ta Xua bordan y preparan sus ropas tradicionales
para los festivales. Foto: Trong Chinh


Bajo las casas con paredes de madera las mujeres Mong están siempre ocupadas con su trabajo diario.
Foto: Trong Chinh

A principios de febrero de 2013, la temperatura descendió bajo cero y la nieve cubrió completamente la zona montañosa en el pico Ta Xua,  lo que atrajo a miles de visitantes  para admirar el raro fenómeno natural. Nunca antes me había sentido tan cerca del cielo, hasta que vi las nubes blancas extendiéndose sobre los picos de las montañas. En ese momento, el cielo y  la tierra de Ta Xua se combinaron perfectamente como uno solo.
Al seguir el camino, llegué al "Festival de Cultura de Minorías Étnicas en Bac Yen", celebrado en el centro de la comuna de Ta Xua. La festividad es un símbolo cultural importante para los Mong. En esta localidad se dice que si no se va al festival no se come Thang Co (una mezcla de carnes de caballo, res, búfalo y cerdo), no se lanza el Pao (juego tradicional único de los Mong), no se tocara el instrumento musical Khen, y entonces no sería uno Mong.

Me alojé en una casa local llamada Tra May en el centro de la comuna de Ta Xua,  en la cual invirtió la compañía  de Té y Especialidades del Noroeste  y luego entregó a los Mong. La Sra. Mua Thi Ca, una de los gerentes de la casa, trabaja desde  la madrugada  a fin de tener  tiempo para ir al simbólico festival. Mua Thi Ca dice que en Ta Xua, en ocasión de  los festivales,  los alumnos de secundaria también disfrutan de feriados porque solo  con escuchar flautas y el instrumento típico Khen, no están para los estudios. Este evento cultural se  considera  como actividad extracurricular para los niños. 

Ese día, a las ocho de la mañana, las nubes todavía  están  oscuras como una cortina gigante envolviendo el cielo y la tierra de Ta Xua, mientras que el centro está lleno de gente desde las comunas de Hang Chu, Hang Dong, Hong Ngai, Hua Nhan, Lang Cheu, Muong Khoa, Pac Nga, Phieng Ban, Phieng Con, Song Pe, Ta Khoa, Xim Vang... Los lugareños vienen con sus especialidades para vender e intercambiar. Al mediodía, las nubes están más gruesas y es cuando  los Mong  tienen mayor concurrencia, y bajo el sonido del Khen celebran  el festival con sus juegos tradicionales.

Los Mong dan la bienvenida  a  todos los visitantes sin  haberlos conocido previamente. Los de Hang Chu  les brindan  vino casero,  los de Xim Vàng los invitan a degustar sus especiales brotes de bambú,  y los de Ta Khoa el pescado del manantial de montaña, a la parrilla. Con solo participar en un festival, los turistas degustarán todos los sabores y especialidades de Ta Xua y Bac Yen.



La montaña es considerada como la columna dorsal de Dinosaurios, una de las tres elevaciones
que forman Ta Xua a una altura de 1 600 metros... Foto: Trong Chinh


  ... y atrae a muchos turistas para contemplar  la salida del sol en el mar de nubes. Foto: Trong Chinh


 A 14 km  de Ta Xua se sitúa la comuna de Xim Vang donde se encuentra la mayor concentración de arrozales
en terrazas de la provincia, con 315 hectáreas de arrozales  cubiertos por nubes. Foto: Trong Chinh


En Ta Xua,  justamente en ocasiones de festivales de  los Mong, los visitantes tienen la oportunidad
de presenciar sus juegos tradicionales, como lanzar  el balón pao, jugar a girar... Foto: Trong Chinh


Los hombres Mong  en competencia de preparación de la masa del pastel tradicional Banh Giay
en  ocasión del "Festival cultural de las minorías étnicas en el municipio de Bac Yen", celebrado en
diciembre de 2017 en la comuna de Ta Xua. Foto: Trong Chinh


Bajo la niebla se abre el mercado local, en el que las chicas Mong eligen atentamente
los vestidos tradicionales adornados con colores brillantes. Foto: Trong Chinh


 El vino de Hang  Chu y  la carne de cerdo negro son especialidades en la bandeja de comida preparada
por
las mujeres étnicas  Mong en Ta Xua. Foto: Trong  Chinh


Conocido como paraíso sepultado bajo las nubes del norte, Ta Xua se encuentra a una altitud de casi 2 000 metros sobre el nivel del mar, donde las montañas se hunden en las nubes, creando una misteriosa e impresionante belleza natural. La montaña es considerada columna dorsal de Dinosaurios, una de las tres elevacionesque forman Ta Xua a una altura de unos 1 600 metros.
Por la noche, en la casa local de Tra May, se escuchan los instrumentos tradicionales, como el Khen y la flauta. El gerente de la institución, Mua A Vu, dijo: "Después de las fiestas, los jóvenes  normalmente se quedan para conversar y manifestarse el amor. La forma  tradicional y original de expresar el amor todavía existe en Ta Xua; los enamorados con solo escuchar el Khen, se encuentran en el festival y saldrán juntos por las noches"./.

"La comuna de Ta Xua tiene una población de más de 3 000 personas, la mayoría de las cuales son Mong, quienes mantienen su identidad única, incluyendo idioma, vestuario tradicional, estilo de sus hogares y las costumbres, lo que se considera perfectamente apropiado para desarrollar el turismo comunitario o el turismo que permite experimentar la vida, las tradiciones incluso el trabajo diario  de los locales".
(Le Van Ky, presidente del Comité Popular del distrito de Bac Yen)
 
Por Thong Thien - Fotos: Trong Chinh, Nguyen Van Duy