06/02/2021 16:21 GMT+7 Email Print Like 0

Montañas y aguas de Ta Dung

El destino del lago Ta Dung está siendo amado por los turistas debido a su majestuoso paisaje, la naturaleza que aún conserva las características salvajes y transmite viejas historias sobre un campo encantado...
Ta Dung, ubicado en las comunas de Dak P'lao y Dak Som, distrito de Dak Glong, provincia de Dak Nong (a 48 kilómetros de la ciudad de Gia Nghia, capital provincial), es un lago de agua dulce con una superficie de 22 103 hectáreas. Durante la construcción de la planta hidroeléctrica Dong Nai 3, se bloqueó el flujo de un brazo del río Dong Nai para crear un vasto y magnífico espejo de agua. El lago tiene una profundidad promedio de 20 metros y está salpicado de cientos de islas, grandes y pequeñas, con exuberante vegetación y densos bosques. La gente lo considera como una bahía de Ha Long en miniatura en las tierras altas centrales del sur.

Los turistas suelen visitarlo de noviembre a enero o febrero. Al final de la temporada de lluvias, el agua del lago sube y los árboles de las islas reverdecen, lo que convierte a Ta Dung en una naturaleza pintoresca, salvaje y encantadora.


El destino del lago Ta Dung está siendo amado por los turistas debido a su majestuoso paisaje, la naturaleza que aún conserva las características salvajes y transmite viejas historias sobre un campo encantado. Foto: Cong Dat



Las lanchas a motor esperan a los visitantes. Foto: Cong Dat 


Los turistas exploran una casa flotante en el lago Ta Dung. Foto: Cong Dat






Disfrutando el espacio prístino y majestuoso del lago. Fotos: Cong Dat 

El amanecer allí es el momento más hermoso del día. Los visitantes presenciarán un mar de nubes de todas las formas y tamaños, a veces deteniéndose en las montañas, en las islas. Las nubes están por todas partes, frente al patio, en el jardín, en los pasillos, los surcos de café... haciendo que los excursionistas se sientan perdidos en un país de hadas. En esa zona ecoturística también hay un puente de vidrio de 50 metros de largo para dar atractivos paseos.

Al ir a la región, los visitantes no pueden dejar de tomar un crucero, que pueden abordar en el puerto del lago Ta Dung. La embarcación transporta a unos 20 pasajeros a velocidad moderada sobre la inmensa extensión de agua, en medio de islas boscosas que alguna vez fueron colinas, ahora sumergidas. Mientras, Ho Bi, de la etnia Ma, ira contando la leyenda de la montaña Ta Dung.

Según los relatos tradicionales, el pueblo de B’Nam en el pasado era una meseta fértil, pero cada temporada de tormentas era afectado por las inundaciones, y la vida de sus habitantes era extremadamente dura. El patriarca del pueblo Tang Klao Ca cruzó el bosque para pedir a los hermanos dioses Dit y Dri que los ayudaran. Las deidades aceptaron y se reunieron con el dios Cot Vong (dios del mar) para solicitarle que ubicara algunas montañas cerca del pueblo de B’Nam para dar refugio a la gente durante las tormentas e inundaciones. La primera montaña se llamó Padre, y la segunda, Madre. Los pobladores realizaron una ceremonia de acción de gracias e invitaron a los dioses a gobernar juntos las montañas. La gente bailó alegremente y tocó los gongs, pero cuando amaneció, apareció una tormenta de nieve blanca. Todas las ofrendas se convirtieron en piedra.

El dios Sieng Rut (gobernante del pueblo) les dijo a los aldeanos que ello había sido provocado por el dios Ba Trac, porque los aldeanos se olvidaron de invitarlo. Así que volvieron a realizar el ritual para disculparse. Después de la ceremonia de disculpa, en el área de la montaña Padre repentinamente crecieron muchas plantas gigantes de caña de azúcar. Desde entonces, la gente la llamó B’Nam Cao Dung (montaña con grandes plantas de caña de azúcar). Y al pasar del tiempo, la elevación se nombra Ta Dung

./.
 
Por Thanh Hoa y Tran Cong Dat