05/10/2019 18:22 GMT+7 Email Print Like 0

Estatuas de arcilla de Bac Ninh

Las estatuas de arcilla son juguetes tradicionales de los niños vietnamitas en el pasado, así como artículos de adoración en templos y pagodas. En la aldea de Dong Khe, comuna de Song Ho, distrito de Thuan Thanh, Bac Ninh, el señor Phung Dinh Giap ha trabajado en la elaboración de estas piezas durante más de 60 años, con el deseo de preservar la cultura tradicional y contribuir a educar a la generación más joven en la historia vietnamita y su identidad.
En los tiempos antiguos, durante la celebración del Festival del Medio Otoño, además de una bandeja de cinco frutas y dulces, siempre está presente un juego de estatuas de arcilla y linternas en forma de estrella.

El tradicional conjunto de imágenes incluye cinco figuras: la de Buda en el centro, que tiene significado espiritual, y el deseo de que los descendientes vivan siempre con conciencia y moralidad; las de un anciano y un bebé, que representan la continuidad de las generaciones; la del pájaro, que expresa el deseo de libertad y paz, y finalmente la de la tortuga, que simboliza la fuerza y la resistencia.

La confección de un juego de estatuas es muy sofisticada. Los materiales principales son arcilla y papel. La arcilla es excavada a una profundidad de dos a dos metros y medio. Se seca, tritura, se machaca y luego se tamiza hasta que el polvo quede bien fino. El papel se remoja en agua durante siete días para que se descomponga, y luego se mezcla con la arcilla. Hay que machacar la mixtura hasta que se convierta en una masa homogénea, que se usa para modelar, y después se pone al Sol.



Uno de los materiales principales es arcilla . Foto: Khanh Long


Creación a mano de las estatuillas. Foto: Khanh Long


Creación a mano de las estatuillas. Foto: Khanh Long


Las imágenes se dejan secar unos seis días. Foto: Khanh Long 


Los colores principales utilizados son blanco, amarillo, verde, rojo y negro. Foto: Cong Dat


Un tradicional conjunto de imágenes  Foto:Khanh Long

Los objetos ya secados se cubren con un líquido, mezcla de polvo de conchas de vieiras blancas, pegamento de harina de arroz glutinoso y agua en proporción adecuada; se ponen de nuevo a secar al Sol y se pintan para completar el proceso. Vale la pena mencionar que, aunque no se cuecen al fuego, las estatuas tienen buena durabilidad y resistencia. Los colores principales para pintarlas son blanco, amarillo, azul, rojo y negro.

Actualmente, en la aldea de Dong Khe, solo la familia del señor Phung Dinh Giap sigue el oficio de fabricación de estas imágenes, que comenzó a los ocho años de edad. Giap, hoy de 67 años, lleva más de medio siglo trabajando en la profesión tradicional.

En los últimos tiempos, además de los personajes típicos, la familia de Giap también ha elaborado otros productos de acuerdo con los gustos y necesidades de los niños, como animales, juguetes, muñecas, automóviles, aviones, dinosaurios y superhéroes. En las vacaciones de verano, su hogar es un lugar favorito de visita de los infantes de la capital para experimentar el modelado de juguetes de arcilla.

“La confección de las estatuas de arcilla es un oficio tradicional de la familia y soy de la tercera generación. No sé desde cuándo aparecieron estos objetos, pero definitivamente no dejaré que desaparezcan. Toda mi familia, incluida mi esposa y mi hijo, ha elaborado estas imágenes y seguirá trabajando en este oficio. En momentos en que la gente está cada vez menos interesada en los juguetes tradicionales, tengo que tratar de mantener nuestra labor con mayor esfuerzo”, subrayó Phung Dinh Giap.
/.


Un conjunto de estatuas de arcilla.Foto: Khánh Long























 

Por Khanh Long, Cong Dat