12/06/2021 16:33 GMT+7 Email Print Like 0

El misterio de la antigua casa de Ha Sung

Cuando se habla de obras maestras arquitectónicas famosas en la maseta rocosa de Dong Van (Ha Giang), los visitantes piensan en el palacio del rey Meo o en el barrio antiguo de Dong Van. Pero la antigua casa de la familia Vu en la aldea de Ha Sung, comuna de Lung Tao, es el nombre más mencionado por las personas apasionadas por los viajes y amantes de la exploración porque todavía contiene muchos misterios.

La aldea fronteriza de Ha Sung está escondida detrás de una cadena montañosa no lejos de la frontera entre Vietnam y China. Desde el palacio del rey Meo, se sigue la carretera hacia el asta de la bandera nacional de Lung Cu, unos cuatro kilómetros a la derecha, y se continúa alrededor de kilómetro y medio por una carretera de hormigón pequeña, sinuosa y empinada para llegar a Ha Sung.

La majestuosa casa antigua de la familia Vu fue construida sobre un montículo en forma de caparazón de tortuga entre montañas rocosas. La puerta da a una hamaca de montaña con forma de ojo de caballo. Según el concepto tradicional del pueblo mong, ese terreno es muy propicio para construir una casa, frente a la cual hay unos largos escalones de piedra que conducen directamente a la puerta principal. La pared frontal está construida con grandes piedras cuidadosamente talladas. En el medio, hay una puerta principal sofisticadamente decorada, y a ambos lados hay dos pequeñas ventanas.

Pasando por la puerta principal de madera gruesa, ingresaremos a un enorme tragaluz en el medio. Rodeando este patio lleno de luz se encuentra la pared frontal y tres filas de casas de madera de dos pisos con paredes de barro y techos de tejas yin y yang. Los detalles de madera y piedra están exquisitamente tallados, con alta estética.

 

Vista frontal de la casa en Ha Sung. Foto: Viet Cuong/VNP


La casa de cientos años llena de vestigio del tiempo. Foto: Viet Cuong/VNP


El espacio en el tragaluz es ahora un lugar de juego de los niños. Foto: Viet Cuong/VNP 


En el segundo piso se almacenan alimentos. Foto: Viet Cuong/VNP


El techo de la casa antigua en Ha Sung está cubierto con tejas yin y yang que existen desde hace más de 100 años. Foto: Viet Cuong /VNP


El pilar de piedra que sostiene la casa también ha sido cincelado, tallado y coloreado de forma minuciosa. Foto: Viet Cuong/VNP 


Los motivos en detalles aparecen en todas las secciones de piedra de las paredes. Foto: Viet Cuong /VNP 


La parte principal está decorada de forma muy elaborada y conduce directamente a la claraboya de la casa. Foto: Viet Cuong/VNP 


La bañera, tallada en piedra monolítica, es uno de los elementos más especiales de la vivienda. Foto: Viet Cuong/VNP 


La barandilla de madera corre a lo largo del segundo piso de la casa antigua. Foto: Viet Cuong / VNP


Vu Mi Giang es uno de los descendientes de la familia Vu que vive actualmente en la residencia. Foto: Viet Cuong/VNP 
Como la mayoría de las otras casas de los mong, la antigua residencia de Ha Sung tiene una estructura tradicional. La única diferencia es que el espacio habitable tiene un área total muy grande, hasta varios cientos de metros cuadrados. La zona de culto ancestral y el espacio común es la sala central. A la derecha se encuentra el lugar para mantener el fuego, con la estufa, y también el dormitorio del propietario. El sitio opuesto es la cocina y el dormitorio de los hijos y nietos. En esta vivienda todavía se conservan dos objetos preciosos, a saber, el altar del tobillo de cabra, objeto de los nobles mong en el pasado, y una bañera de piedra monolítica muy singular.

Actualmente, hay cuatro familias con más de una decena de miembros, descendientes de la familia Vu que aún viven en este espacio coloreado por el tiempo. Según Vu Va Say, de 76 años, la casa nunca ha sido restaurada ni reparada. Actualmente, los descendientes de la familia que la habitan son de la sexta generación.

Say dijo que su padre le contó que el primer dueño de la vivienda era un hombre mong muy poderoso. En su apogeo, la casa siempre tuvo alrededor de 50 empleados especializados en el comercio y embalaje de mercancías.

La hermosa casa en Ha Sung también contiene muchos misterios. Los problemas históricos relacionados con la casa no se han aclarado. Solo se sabe que en esta hermosa y antigua residencia, la vida de los descendientes de la familia Vu continuará en la meseta rocosa detrás de la puerta del cielo
./.
 
Por Viet Cuong