19/03/2018 09:01 GMT+7 Email Print Like 0

Un pueblo hace cuencos budistas de madera en Hue

Desde hace mucho tiempo, la ciudad de Hue se conoce por hacer cuencos budistas de madera. Fuimos a un pequeño pueblo en el distrito de Thuy Xuân para descubrir esta artesanía.
Tuvimos la oportunidad de conocer al taller del viejo Pham Ngoc Du, un lugar más famoso del hacer cuencos. En su familia, esta profesión se transmite de generación en generación. Pham Ngoc Phuc, de 30 años, nieto de Pham Ngoc Du, informó que este comercio existe desde hace tiempo en el distrito de Thuy Xuân. Su padre le enseñó a él y a sus hermanos para ganarse la vida con este oficio.


La madera de la yaca, materia prima para el cuenco budista. Foto: Thanh Hoa


Un artesano usa una sierra grande para cortar la madera. Foto: Thanh Hoa


El martillo de madera, una herramienta básica utilizada en el comercio. Foto: Thanh Hoà


Diferentes tipos de herramientas indispensables para fabricar los cuencos budistas. Foto: Thanh Hoa


Un cincel específico se usa para perforar la caja de resonancia. Foto: Thanh Hoa

Esta profesión se está desarrollando bien en Hue porque esta región es uno de los lugares más elevados del budismo en Vietnam. Estos cuencos de madera también se encuentran en pagodas de norte a sur. Y también son exportados a Laos, Tailandia, Camboya, China, Japón y la República de Corea. Muchos vietnamitas que viven en Europa también han ordenado.

Para hacer cuencos, los artesanos seleccionan normalmente la madera de yaca, porque su color amarillo tiene un fuerte simbolismo en el Budismo.

El paso más importante en la fabricación de un cuenco es la perforación de la caja de resonancia. Este paso depende del talento del artesano y también es un secreto de cada familia porque decide la calidad del producto.



Formando cuencos de madera. Foto: Thanh Hoa


Cuencos hechos de madera de yaca. Foto: Thanh Hoa


Patrones decorativos se agregan al cuenco. Foto: Thanh Hoa


El artesano graba el cuenco. Foto: Thanh Hoa


El artesano Pham Ngoc Ro graba hábilmente un gran cuenco. Foto: Thanh Hoa


La belleza de cada cuenco depende de las hábiles manos del artesano. Foto: Thanh Hoa


Pham Ngoc Phuc mide y piensa en detalles antes de perforar la caja de resonancia, un paso crucial. Foto: Thanh Hoa


La calidad del cuenco de madera depende de la caja de resonancia. Foto: Thanh Hoa


El artesano usa un farito para perforar bien la caja de resonancia. Foto: Thanh Hoa


El cuenco de madera produce sonidos armoniosos. Foto: Thanh Hoa

Hoy en día, los talentos artesanos que pueden perforar un cuenco de madera son pocos. Por eso muchos talleres vecinos vienen al taller de Pham Ngoc Du para pedir a completar los cuencos procesados formalmente, especialmente la caja de resonancia./.
 
Por: Thanh Hoa