06/03/2018 10:16 GMT+7 Email Print Like 0

Rollito de primavera frito, plato más popular de Vietnam

El rollito de primavera, cuyo nombre en vietnamita es nem,  no es solo el plato tradicional favorito de  muchos vietnamitas, sino también se reconoce, por el canal de televisión estadounidense CNN, como  una de las  comidas más atractivas del mundo
Para elaborar el rollito de primavera se combina una variedad de ingredientes, incluyendo carne molida, fideos y vegetales picados, como zanahorias, hongos y cebolla verde. Una vez que se mezclan, se sazonan con sal, pimienta y aliño para  potenciar el sabor, y se envuelven en  papel de arroz. El nem puede  servirse en la merienda, con arroz y especialmente con fideos de arroz.  







El rollito de primavera se degusta con una salsa especial  de pescado, la cual se prepara de manera diferente y típica en cada región; en el norte se diluye con ensalada de vegetales, mientras que en el centro y el sur  es agridulce con chiles.  
En cada región, este plato recibe diferentes nombres  y varía ligeramente. En el norte, se llama nem frito; se envuelve el papel de arroz con  carne y verduras en  forma de cilindro redondo de gran tamaño o cuadrado. En el centro del país, se nombran  rollos de ram, y también se utiliza el papel de arroz para la envoltura,  pero tiene forma más pequeña. En el sur, se llaman rollitos de primavera, principalmente envueltos con banh trang re (oblea de arroz) y en ocasiones con banh bia (papel de durián), cuyo tamaño es generalmente  un poco más corto que los  rollos de ram.

Tradicionalmente, el rollito de primavera se prepara con carne de cerdo, sin embargo, a fin de degustar más sabores, al mismo plato se añade mariscos, camarones y frutas.  Gracias a sus deliciosas variantes  y su corteza dorada y crujiente se convierte en una de las  comidas preferidas de muchos vietnamitas. Por otro lado, este plato es fácil de preparar y puede ser elaborado anteriormente y luego utilizado de manera gradual. En la culinaria vietnamita se destaca el nem porque no solo se puede comer diariamente sino que también es un plato indispensable en la bandeja de adoración de los antepasados en ocasión del Festival de Año Nuevo Lunar (Tet)./.

Por Nguyen Luan