01/09/2019 12:16 GMT+7 Email Print Like 0

Nguyen Thi Van y su gran sueño

La discapacitada Nguyen Thi Van, de 32 años de edad, alienta un gran sueño para la comunidad de personas impedidas. Al frente de un centro de formación vocacional y una compañía con numerosos premios prestigiosos, Van sueña construir un “semillero” donde se alimente el espíritu y se brinde alas a las personas minusválidas.

A pesar de que su movilidad depende de una silla de ruedas, Nguyen Thi Van dirige el Centro Nghi Luc Song (Energía de la vida), que ofrece formación profesional gratuita a personas con discapacidad de todo el país.

Van se convirtió en jefa de la institución de manera inesperada. En 2012, su hermano Nguyen Cong Hung, el “Caballero de la tecnología de la información” y también fundador del Centro Nghi Luc Song, falleció repentinamente. Para conservar el esfuerzo y la pasión de toda su vida, Van se hizo cargo del sitio. “En ese momento nadie me conocía y yo no conocía a nadie”, comentó.

Después de casi 10 años, el Nghi Luc Song ha capacitado a más de mil personas impedidas y alrededor del 80 % de ellas encontraron un buen trabajo con ingreso estable, son independientes y están casadas. Van apuntó que algunos estudiantes, después de seis meses de capacitación, pudieron obtener un trabajo con un ingreso mensual de 300-600 dólares.
 

Nguyen Thi Van, directora general del Centro Nghi Luc Song. Foto: Tran Thanh Giang 


Van y sus colegas de Imagtor en encuentro con sus socios. Foto: Tran ThanhGiang


Moderno espacio de trabajo de la compañía. Foto: Tran Thanh Giang


Presentación a los socios extranjeros del proceso laboral en la empresa. Foto: Tran Thanh Giang


Nguyen Thi Van intercambia experiencias con un aprendiz del Centro. Foto: Tran Thanh Giang


En una clase de habilidades. Foto: Tran Thanh Giang


Junto a su esposo de Australia. Foto: Tran Thanh Giang

Aunque el Centro tenía éxito, Nguyen Thi Van estaba preocupada por su modelo de gestión.

En su opinión, un centro de voluntariado, a menudo no es fuerte, y pudiera resultar insostenible y difícil de desarrollar a largo plazo, por lo que convirtió la institución en una empresa social.


En febrero de 2016, Van estableció Imagtor, que es también una empresa social. Según explicó, alrededor del 50 % de los clientes de la compañía son de Estados Unidos, Australia, Europa, Japón y Corea del Sur. Imagtor ofrece servicios de retoque de imágenes y videos 2D/3D a empresas inmobiliarias extranjeras.

En 2018, la firma ganó más de 10 000 millones de dongs y dedico una parte de sus ganancias al Centro Nghi Luc Song. El ingreso promedio de los empleados de la compañía es de nueve millones de dongs.

En 2017, Imagtor ganó tres premios en Social Venture Asia, la mayor competencia de innovación social del continente: empresa social en el sector de tecnología de la información; en la educación y empresa social potencial de Asia.




En la ceremonia en honor a las 50 mujeres más influyentes de Vietnam en 2019, organizada por Forbes Vietnam. Foto: Forbes Vietnam.


Intervención en el programa de las 50 mujeres más influyentes de Vietnam en 2019. Foto: Forbes Vietnam.


Nguyen Thi Van recibe el premio de Iniciativa empresarial para la comunidad en el programa En Xanh. Foto: Tran Thanh Giang


En un desfile de moda. Foto: Tran Thanh  Giang


En 2017, Imagtor ganó tres premios en Social Venture Asia, la mayor competencia de innovación social del continente: empresa social en el sector de tecnología de la información; en la educación y empresa social potencial de Asia. 
Van estima que, cuando se determina hacer negocios, se debe tener espíritu empresarial, para poder competir en el mercado, por lo que siempre considera cuidadosamente el precio y la calidad de los sevicios de su compañía.

En Imagtor, ha creado un ambiente de trabajo donde todos se respetan, y hace todo lo posible para que la firma no dependa demasiado de ella.

En las dos entidades, se enfoca siempre en la capacitación y el desarrollo de las potencialidades de los jóvenes discapacitados.

Van desea ayudar a las personas minusválidas a recibir una buena formación y vivir acorde con sus aspiraciones.
/.
 
Por Thao Vy - Fotos: Tran Thanh Giang y Forbes Viet Nam