14/12/2017 10:37 GMT+7 Email Print Like 0

Lan Anh y el camino de dar esperanza a discapacitados

Por su empatía al ser ella misma una persona con discapacidad, Nguyen Thi Lan Anh estableció un Centro de Acción por el Desarrollo Comunitario (CADC), una red de apoyo con la misión de “dar confianza y esperanza” a la comunidad de discapacitados.
Nunca abandonar el destino

La osteogénesis imperfecta o “enfermedad de los huesos de cristal” dejó a Lan Anh con  hemiplejia desde el nacimiento. Afortunadamente, ella nació y creció en una familia donde recibió de sus padres  la filosofía de la vida: “Todos, en cualquier circunstancia, deben esforzarse para obtener verdadero respeto de la sociedad”. Sus la ayudaron a darse cuenta de que “las barreras están en la mente, no en el cuerpo”.



 Nguyen Thi Lan Anh, fundadora y directora del Centro de Acción por el Desarrollo Comunitario.
Foto: Tran Thanh Giang


 Lan Anh (segunda desde la izquierda) intercambió con expertos de organizaciones no gubernamentales.

 Foto: Tran Thanh Giang


Lan Anh (camisa blanca) visitó  un taller de producción de trabajadores discapacitados en la provincia de Thai Binh.
Foto: Tran Thanh Giang



Lan Anh con los miembros de la delegación que visitó establecimientos comerciales de personas con discapacidad en la provincia de Thai Binh. Foto: Tran Thanh Giang



Lan Anh (camisa blanca) en una  consulta de orientación profesional para personas con discapacidad.
Foto: Archivo de CADC


Gracias a educación y el  constante apoyo de su familia, Lan Anh logró altos resultados académicos. Hace más de diez años, se convirtió en una de las pocas personas con discapacidad en ser admitida en la Universidad de Lenguas Extranjeras de Hanoi en 2004, se graduó en la Licenciatura con un título de oro. En 2010, terminó la Maestría en Administración de Empresas en la Universidad Nacional de Hanoi.

Lan Anh hizo enormes esfuerzos, con objetivos que tampoco son fáciles de realizar para las personas normales.Su historia me hizo comprender que “para tener éxito, las personas con discapacidad deben esforzarse  10, 20 veces más”porque tienen menos oportunidades y mucho más barreras. En tiempos de crisis, muchas personas normales pueden darse por vencidas, pero los discapacitados, son aún más fuertes. “Esa es la manera de aprovechar las pocas oportunidades que nos ofrece la vida”, dijo Lan Anh.

Cuando hay cambio de clima, Lan Anh tiene que enfrentar un  terrible dolor  que no le permitiría salir de la cama. Pero su gran fuerza de voluntad laimpulsa y la ayuda alevantarse e ir a trabajar.

El CADC es el fruto de su aspiración  de dedicarse a la comunidad de personas con discapacidad, porque  más que nadie, Lan Anh entiende las dificultades que  ella misma tiene que superar.

El camino hacia “la casa CADC”

Mantenerel CADC no ha sido tan fácil como Lan Anh y los miembros fundadores pensaban al principio. Por muchos años, ella y el equipo del Centro nohan dejado de fomentar la confianza en los socios y donantes. “No creen lo que las personas como nosotros pueden hacer...”, señaló Lan Anh.

El CADC ha cambiado realmente el pensamiento de la sociedad sobrelos discapacitados. La institución enfoca los apoyos basado enlosderechos y habilidadesde los discapacitados,más que en el amor y la caridad.

La mayoría piensa que la única forma de ayudar a las personas con discapacidad es darles el material básico que les falta en la vida, como sillas de ruedas, muletas... Pero según LanAnh, lo que realmente necesitan más es ser respetados, integrarse y tener derechos.

El CADC ha ayudado a los discapacitados a comprender y acercarse a sus derechos, y sus proyectos consisten en asesoría gratuita sobre asuntos jurídicos,  promover las políticas  favorables a  los derechos de los minusválidos o programas de capacitación a  minusválidas, los cuales les  facilitan intercambiar, hacer amigos y compartir. A partir de ahí pueden adquirir habilidades para trabajar de manera más efectiva y aumentar la confianza en ellos mismos para integrarsea la comunidad.



 El equipo de CADC en una reunión.  Foto: Tran Thanh Giang


 El equipo de CADC en su oficina nueva. Foto: Tran Thanh Giang


 Lan Anh (camisa rosada) cortó la cinta de apertura de  la exhibición fotográfica “Yo soy fuerte. Foto: Archivo de CADC


 Lan Anh en la exhibición “Yo soy fuerte”. Foto: Archivo de CADC


Lan Anh en la gala de bienvenida a la reunión de promoción de la implementación de la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Foto: Archivo de CADC


Lan An con su familia. Foto: Archivo de CADC

En 2013, Lan Anh recibió  el premio “Visión femenina “concedido por el Club Internacional de Mujeres de Hanoi (HIWC, por sus siglas en inglés). En la ceremonia de premiación, la presidenta del Club, Paulina Pineda, expresó: “Para lograr nuestros sueños, necesitamos imaginación, fuerza de voluntad, valentía y confianza en nosotros mismos. A mí personalmente, Lan Anh me ayuda a darme cuenta de que las barreras  están en  nuestras mentes, no en nuestros cuerpos. El ejemplo de Lan Anh nos hace preguntarnos cuáles son  nuestro papel y nuestra propia contribución en este mundo...”.

Como señaló  la presidenta de HIWC, la historia de Lan Anh no es solo una historia deesfuerzo, sino también de conciencia. El ejemplo de su fuerza de voluntad no solo ilumina la  confianza, sino que también cambia el pensamiento de la sociedad: “Las barreras están en la mente,  no en el cuerpo”./.



 

El CADC se reconoce como una asociación de respaldo a discapacitados para la integración social, cuya misión es “dar confianza y esperanza”. El Centro se fundó con cuatro objetivos principales. En primer lugar: promover las políticas  favorables  a  los derechos delos minusválidos. Segundo: mejorar el trabajo en equipo y ayudar a la integración grupalpara funcionar de manera más efectiva. Tercero: continuar cambiando la conciencia socialdelos discapacitados. Cuarto: actualizar los nuevos modelos en el mundo para proteger y apoyar mejor los derechos de las personas con discapacidad.


Por Thao Vy - Fotos: Tran Thanh Giang & archivo
Trabajos publicados