20/12/2015 12:55 GMT+7 Email Print Like 0

Kitaguchi Haruki y su amor por el fútbol vietnamita

El entrenador de fútbol japonés Kitaguchi Haruki, de 31 años de edad, ha elegido Ciudad Ho Chi Minh para llevar a cabo el proyecto de formación de fútbol para niños. A través de este deporte, ha ayudado a desarrollar la personalidad de los pequeños para convertirlos en buenos ciudadanos que siempre piensan en la gente y en la comunidad.
Kitaguchi Haruki se graduó en la Universidad de Deporte de Osaka (Japón) y tiene más de seis años de experiencia de trabajo para el club de fútbol Amitie, el cual cuenta con un departamento especializado en el desarrollo del fútbol en la comunidad. Recibió la encomienda de investigar en países del sureste asiático para un proyecto de Amitie y decidió escoger Ciudad Ho Chi Minh, por ser una urbe dinámica con gente muy amable.

El proyecto de Kitaguchi Haruki ofrece clases de entrenamiento de fútbol a niños preescolares. Para empezar el programa, fue a guarderías de áreas suburbanas para brindar enseñanza gratuita de fútbol a los infantes. Después intercaló sesiones de entrenamiento. Actualmente, el proyecto incluye 13 establecimientos, tanto de la ciudad como de los suburbios, con 365 participantes. Además, ha atraído a muchos voluntarios japoneses para ayudar en el entrenamiento.



Kitaguchi Haruki tiene más de seis años trabajando para el club de fútbol Amitie de Japón.


Los niños escuchan con mucha atención a un voluntario japonés.


Los pequeños se motivan al participar en las clases de Kitaguchi Haruki sobre las técnicas de fútbol.


Kitaguchi enseña a los niños con mucho entusiasmo.


Muchos voluntarios japoneses vienen a ayudar a Kitaguchi.


El maestro y sus alumnos en una clase.


Las sesiones de entrenamiento siempre son muy activas, con ejercicios de juego
con el balón, técnicas de disparar y marcar goles...


A través del fútbol, Kitaguchi Haruki quiere transmitir a los niños la devoción y la conciencia social.


Es fácil darse cuenta de la autonomía, la autoconciencia, así como la disciplina en los niños
al participar en las clases de Kitaguchi Haruki.


Un miembro de la clase practicando con el balón.


Momento emotivo entre Kitaguchi Haruki y su estudiante.


El maestro Kitaguchi enseña a los niños la disciplina a través de los juegos.

Lo interesante de los métodos del maestro Kitaguchi Haruki no radica en la reproducción técnica del fútbol, sino en las lecciones impartidas a los niños sobre la disciplina, la independencia y la manera de tratar a los adultos, a los colectivos y a las cosas más sencillas de la vida. Por ejemplo, se enseña a los pequeños cómo saludar a la maestra antes y después de cada sesión de entrenamiento, paciencia y actitud cooperativa y ordenada en el juego.

Kitaguchi Haruki señaló que el fútbol es un juego colectivo que necesita de la cohesión y la compatibilidad. “De este modo, a través de ese deporte quiero que los niños puedan desarrollar su personalidad para convertirse en buenas personas, siempre pensando en los demás y en la comunidad”.
 

 
Por Nguyen Oanh -  Fotos: Thong Hai