22/12/2019 10:21 GMT+7 Email Print Like 0

Guerreros silenciosos protegen las Islas Cham

La patrulla de vigilancia de Cu Lao Cham (Islas Cham) está formada por 18 personas. El trabajo diario del equipo es permanecer en el mar y sumergirse en sus profundidades para proteger el ecosistema con el fin de crear un ambiente ideal para la fauna y la flora marinas.
La zona central de la Reserva de la Biosfera de Cu Lao Cham es toda el Área Marina Protegida de igual nombre, en la provincia de Quang Nam, que cubre una superficie de 2 471 hectáreas, caracterizadas por el ecosistema forestal y marino, como arrecifes de coral, pastos marinos y bosques de uso especial. El lugar tiene más de 311 hectáreas de arrecifes coralinos, con alrededor de 300 especies, principalmente corales blandos, con una cobertura promedio del 41 %. También hay 50 hectáreas de pastos marinos con cinco específicos y una cobertura promedio de 15-25 %. El ecosistema cuenta con 76 especies de algas, más de 270 de peces, 97 de moluscos y 11 de equinodermos y, gracias a los esfuerzos del equipo, ha sido preservado casi intacto. 


La patrulla de vigilancia mide el área de los arrecifes coralinos. Foto: Phong Thu


Durante su inmersión, el equipo también recoge desechos plásticos. Foto: Tat Son 


Un buzo con muestras marinas para estudiarlas en el laboratorio. Foto: Tat Son  


Los hechos y datos estadísticos se registran cuidadosamente en el propio lecho marino. Foto: Phong Thu


Especies coralinas serán trasplantadas, cultivadas y multiplicadas en un área separada. Foto: Tat Son 


Injertos de coral en el fondo marino. Foto: Phong Thu

Todos los días, Nguyen Thi Thuy Hong y Tran Thi Phuong Thao se unen a sus compañeros en un viaje de buceo para registrar y monitorear todos los movimientos en los lugares conservados. Con pesados tubos de oxígeno y cinturones de plomo de decenas de kilogramos, se sumergen en el mar, buceando durante horas.

Thuy Hong relató que diariamente sus colegas y ella deben adentrarse en las aguas profundas, por lo que tienen una tez pálida, como las personas que viven sin luz. Su labor es desafiante, incluso a veces se enfrentan con riesgos impredecibles, como olas subterráneas, agotamiento o falla del tanque de oxígeno. El trabajo es generalmente muy arduo, especialmente durante los días ventosos y lluviosos.

El sacrificio silencioso y el amor por el trabajo de la patrulla de vigilancia marítima, especialmente de las muchachas, son realmente admirables para muchas personas. Gracias a ellos, el entorno ecológico en el área central de la Reserva de Biosfera Mundial de Cu Lao Cham está bien protegido. Muchos arrecifes de coral y lechos de algas marinas se han recuperado y florecido, creando un hábitat ideal para numerosos animales marinos, entre ellos tortugas y los delfines./
.
 
Por Thanh Hoa - Fotos Tat Son - Phong Thu