01/09/2021 15:17 GMT+7 Email Print Like 0

Signos de interrogación de Pai Lung

En Vietnam, quizás no haya vía alguna que aporte tantas emociones a los amantes de los viajes como la carretera 4C. Con una longitud de más de 180 kilómetros, desde la ciudad de Ha Giang va cuesta arriba hasta la meseta rocosa de Dong Van con innumerables pasos sinuosos, atravesando majestuosas montañas. En ese camino, hay una pendiente especial con signos de interrogación llamada Pai Lung. Deténgase en su ladera para apreciar el hermoso paisaje y también para comprender por qué a la carretera 4C se le llama la Ruta de la Felicidad.
La ladera Pai Lung se encuentra en el territorio de la comuna de igual nombre, distrito de Dong Van. Según los lugareños, Pai Lung significa dragón blanco. Vista desde lo alto, la ladera cae entre cuatro superficies rocosas a una altitud de más de 1 400 metros sobre el nivel del mar como un dragón.

Ubicadas en la entrada para ingresar al gran pico del paso de Ma Pi Leng, las curvas vertiginosamente cambiantes son lo suficientemente peligrosas como para constituir un verdadero desafío para los choferes de las tierras bajas antes de que vean un grupo de monumentos que conmemoran a quienes allanaron el camino.

Construido en 2017, el conjunto de monumentos se encuentra en la parte superior de la pendiente para rendir homenaje a las generaciones de jóvenes voluntarios y minorías étnicas que participaron en la preparación de la vía. Justo al lado del área conmemorativa, hay un pequeño museo que guarda diversos artefactos asociados con la construcción de la carretera 4C.

Al visitar las obras, sentimos que retrocedíamos a un pasado de hace más de 60 años. Cuando no había una carretera nacional, solo se podía transitar por allí a caballo o caminando entre el bosque rocoso. Las vidas de las minorías étnicas estaban aisladas del mundo exterior, en medio del atraso.


 La belleza de ladera Pai Lung. Foto: Viet Cuong/VNP


Casa con una valla de piedra distintiva en Pai Lung. Foto: Viet Cuong / VNP


Camino a los Acantilados Blancos, se puede apreciar el majestuoso y hermoso paisaje natural en la zona del paso Ma Pi Leng. Foto: Viet Cuong / VNP


Los niños juegan en la ladera de Pai Lung. Foto: Viet Cuong / VNP


El conjunto de monumentos de agradecimiento a los jóvenes voluntarios y las minorías étnicas que participaron en la apertura de la carretera 4C, se encuentra al comienzo de la pendiente Pai Lung. Foto: Viet Cuong / VNP


Ahora se ha vertido hormigón en el antiguo sendero sobre el paso de Ma Pi Leng para servir a los turistas y la población local. Foto: Viet Cuong / VNP

Durante seis años, desde septiembre de 1959, decenas de miles de jóvenes y ciudadanos voluntarios trabajaron duro para derribar la montaña y allanar el camino, moviendo millones de metros cúbicos de tierra y roca para que, en marzo de 1965, se completara la carretera. Doc Pai Lung se encuentra al inicio del tramo más largo de toda la ruta. En aquellos días, los voluntarios, con herramientas rudimentarias, a menudo tenían que colgarse en acantilados escarpados, sobre un profundo abismo hasta el río Nho Que. Ellos cincelaron diligentemente, rompieron cada centímetro de piedra hacia la cima del paso de Ma Pi Leng. Fueron más de 300 días necesarios para completar ese arco de camino de 24 kilómetros.

La finalización de la carretera nacional ha traído muchos cambios, brindando verdadera felicidad a miles de minorías étnicas en los cuatro distritos fronterizos más al norte. La 4C, desde la ciudad de Ha Giang hasta Meo Vac, ahora se llama Ruta de la Felicidad.

Desde la ladera de Pai Lung, dejando la carretera y de regreso a la montaña para descubrir los Acantilados Blancos, el piso más alto de Ma Pi Leng, experimentamos la antigua forma de viajar a través del paso. El pequeño camino de concreto inclinado ahora es fácil de recorrer, pero muchos visitantes todavía se asustan cuando se mueven entre un abismo profundo en un lado y un bosque de rocas empinado en el otro. Esta es también la ruta ideal para admirar un hermoso paisaje, el verde y diminuto río Nho Que.

Si se quedan el tiempo suficiente en la ladera de Pai Lung, los visitantes no solo se sorprenden por la majestuosa y hermosa naturaleza, sino también por la belleza de la vida cotidiana única de la gente de las tierras altas de Dong Van. Y quizás no hay lugar más apropiado que Pai Lung para sentir el cambio que la legendaria carretera llamada Felicidad ha traído a la zona fronteriza más septentrional del país
./.
 
Por Viet Cuong