09/09/2018 15:26 GMT+7 Email Print Like 0

Recuerdos de la tarta Khoai

La imagen de mi abuela friendo tarta Khoai en un sartén de hierro fundido, conmigo detrás comiendo las tartas calientes en medio del humo que cubría toda la cocina de paja, se conserva en mi mente desde hace décadas.

Cuando era pequeño, solía seguir a mi abuela a pescar gambitas con una pequeña red en los canales de riego que llevaban agua del río Ma al campo. Los meses de julio y agosto eran temporada de inundaciones, y los canales estaban llenos de agua. Solo con dejar la red desde la mañana hasta el mediodía se podía conseguir unos kilos de gambitas frescas y buenas.




Los ingredientes del plato incluyen col, verdura Can, gambitas y arroz molido.


 Primero, se fríe verduras y luego se añade la leche de arroz. .


Cuando esté cocidos la leche de polvo y otros ingredientes, se agrega las gambitas.


Tarta Khoai ya cocida en el sartén.


La tarta Khoai.

En el camino del campo a la casa, mi abuela recolectaba verdura Can (Oenanthe javanica), una variedad que se cultivaba en el área de Yen Dinh, cuyo tallo era corto y gordo como el pulgar y el repollo nuevo. Ella los lavaba bien, los picaba en pequeños trozos y los mezclaba.

Quizás, hasta el fin de mi vida no olvide el sonido que hacía  el molino cuando mi abuela molía el arroz mojado para hacer la tarta Khoai. Ese sonido, como dice mi padre, persistía y se repetía una y otra vez durante horas para extraer la leche de arroz, pura y blanca como la propia vida de mi abuela, que bregaba con las plantas de arroz, el jardín, el huerto y el río para que la vida de mi padre y de nuestros hermanos fueran blancas y claras.

Mi abuela decía: "La tarta Khoai es un regalo de las familias pobres, hay arroz de Cai Quan (nombre en el distrito de Yen Dinh), gambitas del río Ma y verduras del huerto para que por si acaso te alejas recuerdes a tu pueblo".

Yo trabajo lejos del hogar y mi abuela se ha ido con los antepasados, y cada año visito la casa un par de veces en ocasión del Tet. La misma casa todavía está allí, las plantas de arroz están verdes en el campo de Cai Quan y el molino de piedra todavía está en la esquina del patio. Con los ojos húmedos voy corriendo a la tumba de mi abuela a ponerle incienso  y el viento del campo me despierta el recuerdo de la tarta Khoai./.




Hoy en día, la tarta Khoai se ha convertido en uno de los platos populares en muchas grandes ciudades de Vietnam. La gente puede disfrutar la tarta en el restaurante "Huong Vi Xu Thanh",
en la dirección 76/165 calle de Xuan Thuy, distrito de Cau Giay, Hanoi.


 
Por Tran Thanh Giang