10/05/2021 14:17 GMT+7 Email Print Like 0

La estimulante granja Dat phuong Nam

A solo unos 60 kilómetros de Ciudad Ho Chi Minh, y alrededor de dos horas en moto, la granja Dat phuong Nam (Tierra del Sur) en la localidad de Tan An, provincia de Long An, es una opción interesante para quienes quieren salir de la urbe a experimentar un estilo de vida cercano a la naturaleza del campo sureño.
La granja orgánica Dat phuong Nam es la obra de tres jóvenes del suroeste: Nguyen Ngoc Yen, Nguyen Dang Khoa y Nguyen Duc Minh, que cambiaron las calles citadinas por el campo porque aman las zonas rurales y la vida campesina, y regresaron a su tierra natal.

A partir de un terreno de 5 000 metros cuadrados, comenzaron a aplicar ideas y diseños basados en sus intereses y consensos. Construyeron una casa de madera y, con nostalgia, la decoraron con viejos objetos, cavaron un estanque para criar peces y cultivar lotos, dedicaron una porción de tierra a la cría de pollos y perros, sembraron verduras limpias de acuerdo con métodos orgánicos, destinaron un área a cultivos aeropónicos, y levantaron una cafetería y un escenario para intercambios culturales.

Cuando llegan a Dat phuong Nam, los visitantes pueden disfrutar del aire fresco del campo mientras admiran las flores de loto y los peces en el estanque. Quienes gustan de tomar té, lo pueden degustar de una bella tetera con incrustaciones de loto hecha por los dueños del lugar.



La granja Dat phuong Nam de un terreno de 5 000 metros cuadrados, en la localidad de Tan An, provincia de Long An, es una opción interesante para quienes quieren salir de la urbe a experimentar un estilo de vida cercano a la naturaleza del campo sureño.


La residencia está decorada al estilo de la antigua casa del sur. Foto: Nguyen Luan/VNP 


Turistas visitan la granja orgánica Dat phuong Nam. Foto: Nguyen Luan/VNP


La residencia está decorada al estilo de la antigua casa del sur. Foto: Nguyen Luan/VNP 


Cuando llegan a Dat phuong Nam, los visitantes pueden disfrutar del aire fresco del campo mientras admiran las flores de loto y los peces en el estanque. 


Los empleados usan el ao ba ba, camisa tradicional de la gente del sur, y sombrero cónico. Foto: Nguyen Luan/VNP


Al llegar a Dat phuong Nam, los huéspedes pueden disfrutar de un té de loto en un espacio rural tranquilo. Foto: Nguyen Luan/VNP 


Al andar por el huerto, pueden recolectar por sí mismos verduras limpias como quimbombó, lechuga, acelga, melón amargo, frijol dragón (Psophocarpus tetragonolobus)...


... para preparar platos deliciosos y de calidad. 


El estanque de lotos es uno de los principales atractivos de la finca. 


Los huéspedes pueden disfrutar de un té de loto en un espacio rural tranquilo.


Al llegar a Dat phuong Nam, los huéspedes pueden disfrutar de un té de loto en un espacio rural tranquilo.


Actuación de don ca tai tu.


Dat phuong Nam se ha convertido en un lugar muy frecuentado para disfrutar del café, el campo, comprar vegetales orgánicos y experimentar la vida en la finca.

Al andar por el huerto, pueden recolectar por sí mismos verduras limpias como quimbombó, lechuga, acelga, melón amargo, frijol dragón (Psophocarpus tetragonolobus)... para preparar platos deliciosos y de calidad.

Al mediodía, los huéspedes disfrutan de una deliciosa comida campestre a cargo de los propietarios, con ingredientes como verduras, pollo y pescado disponibles en el propio sitio.

Por la noche, el espacio se convierte en un escenario de música acústica y Don ca tai tu (música tradicional del sur de Vietnam).

Los grupos de estudiantes pueden practicar allí la agricultura, con actividades como cosecha de verduras y frutas en el huerto, cuidado de los animales, y aprendizaje del proceso de cultivo de vegetales aeropónicos

Después de una jornada de conocimiento y exploración de la granja orgánica, Nguyen Tran Quoc Dinh comentó que el lugar le recordaba a su infancia.

Nguyen Ngoc Yen, cofundadora de Dat phuong Nam, comentó que pronto se agregarán algunas casas más para satisfacer las necesidades de pasar la noche de los visitantes, para que dispongan de más tiempo para disfrutar y experimentar la vida cotidiana de la Tierra del Sur

/.
 
Por: Son Nghia - Fotos: Nguyen Luan