Descubriendo Vietnam

Casa de antigüedades

Para satisfacer su pasión y también para mostrar a todo el mundo, Nguyen Van Truong, un agricultor que vive en la comuna de Son Chan Hung, distrito de Vinh Tuong, provincia de Vinh Phuc, ha tenido la singular idea de construir una casa de antigüedades, donde las piezas no son exhibidas en vitrinas de cristal, sino en el portal, las puertas, las verjas, las paredes y a manera de penjing (paisaje en miniatura).
Es un aficionado a las antigüedades, por lo cual cada vez que tiene tiempo libre, Truong sale a recolectarlas. Ha hecho recorridos a todo lo largo del río Rojo, por las aldeas e incluso en los puntos de adquisición de materiales en desuso para buscar estos objetos; a lo mejor encuentra algún plato o cuenco antiguo, pero también recoge un trozo de cerámica, un botón o una moneda antigua, pues que para él todos tienen valor cultural o histórico.

Para satisfacer su pasión y también para mostrar a todo el mundo, en 2005 el coleccionista puso en práctica su idea de construir una casa y poner todas las antigüedades recolectadas en el portal, los muros, las paredes y a manera de penjing. Esto parecía raro y no fue aplaudido por muchos, pero decidió hacerlo.

 

 El espacio interior y exterior de la casa fueron decorados por Nguyen Van Truong con piezas antiguas.  


 El portal de la casa está decorado con jarros y platos antiguos.


 Desde el exterior del portal, las vajillas antiguas pegadas en las paredes provocan la curiosidad de los visitantes.


 El pie del pilar está decorado con monedas antiguas, bonitas y únicas. 


 Los pilares y las esquinas de la casa también están adornados con numerosas fichas, y
botones antiguos de piedra y bronce.


 Los boles antiguos pegados en las paredes de manera delicada crean la peculiaridad de la casa.


 Interior de la casa de Nguyen Van Truong.


 Nguyen Van Truong se dedica siempre a su pasión por las antigüedades recolectadas.

Al pasar por el portal, a la derecha, hay un penjing grande, construido por miles de piezas de cerámica. A la izquierda, está la casa, sencilla, con tejas de barro y las paredes llenas de numerosos platos ordenados en filas. En los tres pilares al frente de la casa se encuentran muchísimas monedas y botones antiguos. Un señor comentó: Esta casa antigua está construida con ladrillos normales, pero en el exterior de las paredes están pegadas delicadamente más de ocho mil unidades de platos y cuencos, 90 kilogramos de fichas de juegos, 20 kilogramos de monedas y más de 20 kilogramos de diferentes tipos de botones de bronce, de rocas e innumerables pedacitos de cerámica. Por ello su casa es como una galería de antigüedades. La única diferencia es la forma muy extraña de exhibir los objetos, como nadie ha hecho.

Entre las piezas de Truong hay objetos de diferentes épocas, pero lo más llamativo son las vajillas de cerámica, pertenecientes a los períodos Le Mac (siglos XVII-XVIII), Nguyen (siglo XIX) y Qing (China). Y esta colección está dividida por su propietario en varios temas, como aves y flores; bambú, piedras y rocas; flores de ochna, cuc (Asteraceae), truc (Phyllostachys); chim hac (Ciconiiformes) y tung (Tetrameles nudiflora); carpas y ave fénix.

Lo que más nos sorprendió al conversar con Nguyen Van Truong es su conocimiento sobre las antigüedades. Él conoce muy bien los materiales, las técnicas de producción y las artes decorativas, así como el uso, la época y origen de los objetos, por lo que puede ofrecer a los visitantes explicaciones detalladas sobre cada pieza.

Actualmente, a pesar de las dificultades de la vida, su sueño es siempre enriquecer la colección. Él espera que estas antigüedades ayuden a las futuras generaciones a entender y conocer mejor la historia y la cultura, especialmente la de su pueblo.

Esperamos que en un futuro no muy lejano, el espacio de exposición de Truong sea un punto turístico que atraiga a los visitantes, particularmente a los aficionados a las antigüedades. 
 
 
Por Thuc Hien - Fotos: Nguyen Quyen

Por Thuc Hien - Fotos: Nguyen Quyen


Top