05/03/2018 10:22 GMT+7 Email Print Like 0

Park Hang-seo, el arquitecto de la hazaña de la selección vietnamita Sub-23

Al asumir oficialmente el papel de entrenador del equipo Sub-23 de Vietnam desde octubre de 2017, Park Hang-seo y sus jugadores hicieron una hazaña para el fútbol de Vietnam cuando lograron la medalla de plata en el Campeonato Asiático Sub-23 2018, ubicado en Changzhou (China).
Desde las experiencias en su tierra natal…

Con la pasión por el fútbol, Park Hang-seo comenzó a practicar este deporte como un jugador en varios clubes profesionales de 1979 a 1988. Después, cambió en uno de los técnicos del entrenador en la selección nacional de Corea del Sur.
Después del éxito de la selección nacional en la Copa Mundial 2002 que Park era uno de los técnicos que bajo las órdenes del holandés Hiddink, Park entrenaba a varios equipos profesionales surcoreanos y recibía el trabajo con la selección nacional de Sub-23. Pero el equipo nacional Sub23 de Corea del Sur, liderado por él mismo, ganaba solamente la medalla de bronce en los Juegos Asiáticos en 2002. Park Hang-seo era objeto de críticas virulentas y renunciaba a su puesto. Se regresaba a su región de origen y entrenaba a los adolescentes en un equipo semi-profesional.



Park Hang Seo en una entrevista con la prensa. Foto: Thanh Giang/VNP


Los fanáticos animan a Park Hang Seo y sus muchachos en su regreso de Changzhou (China) a Hanoi.
Foto: Cong Dat/VNP

"Cuando recibí la invitación de la Federación de Fútbol de Vietnam, quedé bastante sorprendido, pero acepté de inmediato porque consideré probablemente como un último desafío de mi carrera en el fútbol", dijo Park Hang-seo.

Llegó a Vietnam en octubre de 2017 y desde entonces trabajó como entrenador del Sub-23 vietnamita. Park compartió: "A veces tengo nostalgia por mi país. Sin embargo, cada mañana, viendo las miradas alegres de mis jugadores, me siento alentado. Un buen ambiente reina dentro del equipo que refuerce los vínculos entre mis asistentes vietnamitas y los futbolistas a pesar de las diferencias de idioma, y les permite asimilar mi estrategia".


"La bienvenida que recibí en Vietnam fue como lo que yo y el equipo coreano recibimos después de la Copa Mundial de 2002, pero esto fue mucho más significativo para mí personalmente. Creo que es un evento más orgullo y un recuerdo más memorable de los 40 años de mi trabajo en el fútbol".

(Park Hang Seo compartió sus sentimientos sobre la bienvenida de los fanáticos vietnamitas en el regreso a casa del equipo Sub-23.)

… hasta los 100 días de hacer la historia del fútbol vietnamita

 Durante sus primeros días de trabajo con el Sub-23 de Vietnam, Park Hang-seo comenzó a aprender y pronunciar los nombres de los jugadores. Aunque la pronunciación vietnamita es difícil pero puede pronunciar actualmente con corrección el nombre de todos sus jugadores. También se aseguró de alentar a sus jugadores a combatir los prejuicios sobre su morfología; y además de las sesiones de entrenamiento, le gusta divertirse y comunicarse con los futbolistas, considerándolos un poco como sus hijos, lo que refuerza la solidaridad y el buen ambiente dentro del equipo.



Park Hang Seo en el acto celebrado en estadio nacional My Dinh para honrar a los futbolistas.
Foto: Cong Dat/VNP


Park Hang Seo y sus jugadores en un partido amistoso entre Sub23 de Vietnam y el equipo Ulsan Hyundai.
Foto: Tran Thanh Giang/VNP


Park Hang Seo se dirigió a sus jugadores en un partido. Foto:Tran Thanh Giang/VNP

Sin embargo, Park Hang-seo es exigente durante el entrenamiento; les pide a sus jugadores que hagan ejercicios en la sala de gimnasio a tres o cuatro veces por semana para fortalecer su salud y comer más tofu, beber más leche para mejorar su dieta.
Bajo su dirección, el Sub-23 vietnamita pasó del sistema 3-4-3 a 5-3-2, con la concentración en dos lados, medio campo y defensa.  Park Hang-seo valoró altamente la elección del capitán. Según él, Luong Xuan Truong fue la mejor opción para este puesto estratégico porque fue capaz de transmitir fielmente toda su estrategia a los futbolistas.
Park Hang-seo y todo el equipo sub-23 han redoblado sus esfuerzos durante su preparación para el Campeonato Asiático y sus esfuerzos han sido recompensados. Establecieron una hazaña al convertirse en el primer equipo de fútbol del Sudeste Asiático en llegar a la final del torneo continental./.

 
Por Ngan Ha y Minh Thu – Fotos: Cong Dat y Thanh Giang
Trabajos publicados