23/01/2020 11:31 GMT+7 Email Print Like 0

Los singulares to he de Xuan La

Entre los oficios más típicos de las aldeas del norte de Vietnam, el de confección de to he en Xuan La, comuna de Phuong Duc, distrito de Phu Xuyen, Hanoi, se conoce como una profesión muy singular.
La aldea de Xuan La Se es considerada la cuna del oficio de elaboración de to he, un juguete tradicional de harina de arroz y colorantes comestibles. Según los ancianos de la localidad, la creación de estas figuritas es allí una labor tradicional desde hace unos 400-500 años.

En el pasado, la profesión también se conocía como confección de estatuillas de mascotas, pues en aquel entonces los aldeanos solo moldeaban pájaros, cigüeñas, pollos, vacas y diferentes animales para los ritos de adoración y como ofrendas en los altares. Luego, a cada figurita se le agregó un silbato y al soplarlo suena como “to te”, por lo que se le llama con un nombre parecido al sonido que producen: to he.



El material principal para la elaboración del to he es harina de arroz.


Se utiliza el peine  para crear figuras
.


Muchos 
jóvenes quieren hacer el to he.


Puesto de venta del to he.


El to he ha impresionado a tusristas extranjeros.


El to he con la forma de rosa.


Puestos de venta de to he 
en la zona peatonal alrededor del lago Hoan Kiem, Ha Noi.


Puesto de venta de to he en la calle peatonal de Trinh Cong Son.


Se  celebra diferentes concursos de confección de to he para restaurar y preservar este oficio tradicional. 

Al visitar Xuan La, es común percibir la imagen de los pobladores enseñando a sus hijos a crear las figuritas. Casi todos los aldeanos saben fabricar to he, lo cual hace pensar que este oficio lo llevan en la sangre.

El material principal para su elaboración es harina de arroz y arroz glutinoso, mezclados en proporción de 10:1. Si el clima es cálido y seco, la proporción de harina será mayor para lograr la blandura del producto. Después de hervir la mezcla, se divide en diferentes porciones y se colorean por separado. Los colores básicos son amarillo, rojo, azul y negro. El amarillo se crea a partir de azafrán o cúrcuma, el rojo de la fruta gac (Momordica cochinchinensis), el negro de yerbas nho noi (Eclipta prostrata) y el azul de hojas de añil o galanga. Otras tonalidades intermedias se logran a partir de estos cuatro fundamentales.

Las masas coloridas se convierten en objetos con alma, gracias a las manos talentosas y la rica imaginación de los artesanos de Xuan La.

Con la masa y herramientas simples, como un peine con empuñadura, un puñado de palillos de bambú y un trozo de cera de abejas, en unos minutos los aldeanos de Xuan La crean las figuritas to he para sorpresa y admiración de los clientes.

Hoy en día, los artesanos han actualizado sus creaciones según los gustos e intereses de los clientes, para satisfacer las demandas del mercado. Personajes de cuentos de hadas y de cómics, como Aladin, Doraemon, Pokemon, Sun Wukong, Zhu Bajie y Na tra, entre otros, son reproducidos por los aldeanos.

 









El to he de la aldea de Xuan La.

Los creadores del pueblo de Xuan La son considerados artistas, y además participan en la formación profesional en las escuelas. Esta es una señal alentadora de desarrollo de un oficio local tradicional.

La singularidad de la confección de to he se ha extendido dentro y fuera del país. Artesanos de la aldea fueron invitados a Japón, Estados Unidos y Corea del Sur para presentar y ejercer la profesión, entre ellos Dang Van To y Nguyen Van Thuan. En 2007 y 2012, jóvenes artesanos, como Nguyen Van Thanh y Dang Van Tan fueron convocados por el Ministerio de Cultura, Deportes y Turismo para participar en un programa de Intercambio Cultural de la Asociación de Naciones del sudeste Asiático en Tailandia y China.

Creado de manera única e ingeniosa, el to he de Xuan La ha conquistado e impresionado a los amigos internacionales.
/.
 
Por Thao Vy 
Fotos: Tran Thanh Giang