17/12/2019 16:01 GMT+7 Email Print Like 0

Joyería artesanal en Hang Bac

El casco antiguo de Hanoi se destaca por sus 36 calles, cada una de las cuales se asocia a un oficio artesanal tradicional de Vietnam. Entre ellas se encuentra la de Hang Bac, especializada en joyería desde hace mucho tiempo y considerada la cuna de este oficio en el país. Hang Bac fue el lugar más próspero de la Ciudadela Real de Thang Long, antiguo Hanoi.
La calle de Hang Bac se formó en el siglo XVIII. El oficio tradicional de platería fue fundado allí por Luu Xuan Tin, un aldeano de Chau Khe (de la actual provincia norteña de Hai Duong), quien tenía el cargo de Thuong Thu Bo Lai (equivalente a ministro del Interior) bajo la dinastía del rey Le Thanh Tong (siglo XVI). Luu Xuan Tin fue designado responsable de la producción de lingotes de plata para la corte, y llevó a todos los artesanos calificados de su tierra natal a establecer un barrio de este oficio en la Ciudadela de Thang Long.

En el pasado, en la calle de Hang Bac coexistían tres oficios artesanales diferentes: fundición de lingotes de plata, intercambio de dinero y joyería. Sin embargo, debido al paso del tiempo, los dos primeros desaparecieron.









Etapas de la fabricación de joyas. Foto: Thanh Giang, Phong Thu 


Pulido de anillos con una máquina. Foto: Thanh Giang 


La calle de Hang Bac atrae a visitantes por sus sofisticadas prendas de plata. Foto: Phong Thu

La vía urbana se encuentra en el centro del casco antiguo de la capital, en el distrito de Hoan Kiem. A pesar de los altibajos de la historia, el sitio sigue manteniendo casi intactas muchas de las acostumbradas rutinas y estructuras de la antigua aldea. A sus dos lados, hay casas tradicionales con techos de tejas rojas, intercaladas con viviendas modernas de estilo occidental. También se encuentran allí pagodas, casas comunales y santuarios imbuidos de la antigüedad. Resalta el templo de Kim Ngan, una obra arquitectónica del período Hau Le (1428-1527), donde se resguardan las huellas del oficio joyero en la Ciudadela de Thang Long.

La calle cuenta con solo 0,5 kilómetro de longitud, pero se pueden encontrar cientos de tiendas pequeñas y grandes especializadas tanto en la fabricación como en la venta de joyas de oro y plata. Actualmente la mayoría de ellas están equipadas con máquinas de nueva tecnología importadas del extranjero, pero todavía hay familias que elaboran manualmente artesanías con técnicas de antaño.

Visitamos el taller de reparación y procesamiento de joyas del Sr. Bon, en el No. 27 de Hang Bac, ubicado en una casa de unos 15 metros cuadrados, al final de un callejón muy profundo y tan pequeño que por su entrada solo cabe una persona. Generalmente trabajan seis o siete orfebres, cada uno de las cuales se encarga de una cadena cerrada, desde procesar, limpiar y pulir hasta entregar los productos al cliente.

Como Hanoi se ha desarrollado, Hang Bac no es la única calle especializada en joyería de la ciudad, sin embargo, los productos hechos a mano por sus artesanos son todavía únicos./.













Joyas de plata en Hang Bac. Foto: Thanh Giang 
 
Por Thanh Giang, Phong Thu