14/08/2020 16:21 GMT+7 Email Print Like 0

El misterioso arroyo de los peces mágicos

Por su belleza natural e historias misteriosas, el arroyo del pez mágico (Suoi ca than) en la aldea de Ngoc, comuna de Cam Luong, municipio de Cam Thuy, provincia de Thanh Hoa, ha estimulado la curiosidad de muchos turistas que visitan el lugar.
Según los pobladores de la comuna de Cam Luong, había una pareja que llevaba mucho tiempo sin tener hijos. Un día, la esposa encontró un extraño huevo en el campo al lado del arroyo. Lo llevó a su hogar y lo puso a incubar con una gallina. Del huevo salió una serpiente y, muy asustado, el esposo la llevó al arroyo de Ngoc para liberarla, pero una y otra vez el reptil regresaba a la casa, por lo que la pareja decidió criarla. A partir de su permanencia en el hogar, en el campo hubo suficiente agua para el cultivo y la vida en el área mejoró y se tornó feliz. De repente, tras una noche de fuertes lluvias y vientos, los aldeanos vieron en la mañana a la serpiente muerta a la deriva en las estribaciones de Truong Sinh. Para honrar a la serpiente, los aldeanos la enterraron al pie de la montaña y construyeron un templo. Desde entonces, miles de peces aparecen en el arroyo de Ngoc.


El arroyo del pez mágico (Suoi ca than) en la aldea de Ngoc, comuna de Cam Luong, municipio de Cam Thuy, provincia de Thanh Hoa. Foto: Tat Son


El arroyo del pez mágico (Suoi ca than) es un destino turístico atractivo. Foto: Tat Son


Miles de peces nadando en el arroyo. Foto: Tat Son


Los peces del arroyo s
on innumerables, de diferentes tamaños, y los más grandes pueden pesar alrededor de 30 kilogramos. Foto: Tat Son





Turisticas contemplan los peces nadando en el arroyo. Foto: Tat Son


Turistas pueden tocar los peces. Foto: Tat Son







Aunque la densidad de los peces es elevada, el agua no hiede. Foto: Cong Dat


El arroyo del pez mágico es un destino turístico peculiar de Thanh Hoa que atrae a muchos visitantes. Foto: Cong Dat

Durante el día, los cardúmenes acuden desde la cueva hasta el arroyo de Ngoc y, al final de la jornada, nadan a través de una pequeña gruta para refugiarse dentro de la montaña. Los lugareños explican que los peces solo nadan en una porción del arroyo de unos 100 metros. En la estación seca, el nivel de agua es muy bajo, solo de 20 a 40 centímetros de profundidad, pero se mantiene clara, y los visitantes pueden introducir en ella sus manos para acariciar a los peces. Aunque la densidad de los peces es elevada, el agua no hiede, lo cual es difícil de explicar y aún los científicos estudian este fenómeno../.
 
Por Ngan Ha
Fotos: Tat Son, Cong Dat