10/01/2021 16:16 GMT+7 Email Print Like 0

El maestro Nguyen Thanh Chung y su amor por la medicina y las artes marciales de Vietnam

Actualmente en los cargos de director adjunto del Centro de la Unesco para el Desarrollo de la Cultura y los Deportes de Vietnam y jefe de la secta Lac Viet Vo Dao, el maestro Nguyen Thanh Chung ha hecho numerosas contribuciones en el campo de las artes marciales y la medicina tradicionales para mejorar la salud de la comunidad.
Nacido en Hanoi en 1963, Nguyen Thanh Chung estudió artes marciales desde la edad de 14 años y ha ampliado la secta Lac Viet Vo Dao en Vietnam. Tras 30 años de estudiar diversos estilos tradicionales de pelea tradicionales y 10 de cultivar el conocimiento de la Medicina Oriental (acupuntura, acupresión), el maestro posee actualmente un gran tesoro cultural en estos ámbitos.

Actualmente Lac Viet Vo Dao tiene 64 escuelas, muchas clases y participando en varios programas culturales.
Con su entusiasmo, desarrolló Lac Viet Vo Dao con 64 escuelas de artes marciales y casi 10 000 discípulos. Los seguidores de la secta son de todas las edades, desde niños de cinco años hasta ancianos de 90, que tengan necesidad de ejercicio físico para mejorar la fuerza física y prevenir enfermedades.

Su deseo es “desarrollar y difundir las artes marciales tradicionales vietnamitas a nivel internacional para que los amigos de otros países puedan conocerlas”. En 2005, fue invitado por el Centro Internacional de Formación de la Organización Internacional del Trabajo (CIF-OIT) a un seminario en Turín, Italia, para presentar este deporte nacional a los fanáticos de las artes marciales en Europa. El evento fue exitoso y recibió un gran reconocimiento de amigos internacionales. Muchos maestros italianos comenzaron a practicar Lac Viet Vo Dao, y Nguyen Thanh Chung también aprendió más de algunas técnicas de artes marciales italianas, abriendo así el intercambio cultural en esta materia entre Vietnam e Italia.

El maestro Nguyen Thanh Chung. Foto: Viet Cuong

Presenta una forma Hau chau nguyet de la secta Lac Viet Vo Dao. Foto: Viet Cuong


Presenta con dos sables. Foto: Viet Cuong





...en el espasio del templo de Quan Thanh, Hanoi. Foto: Viet Cuong

Actualmente, tiene un título internacional en artes marciales y representa a su país en la Asociación Internacional de Artes Marciales en Turín.

Después de este resultado, muchos famosos maestros japoneses vinieron a Vietnam para visitar el dojo de Lac Viet Vo Dao y se enamoraron de las hermosas artes marciales imbuidas de la identidad cultural vietnamita.

Durante los últimos 20 años, él, sus discípulos y asociados han cooperado con la Academia de Seguridad Popular y la Academia de Policía Popular para impartir técnicas específicas en la prevención y la lucha contra la delincuencia.



Nguyen Thanh Chung y un pequeño discipulo. Foto de archivo


Una presentación típica de la secta Lac Viet Vo Dao. Foto: Viet Cuong


Entrega certificados a sus discipulos en un ensayo de la secta. 

Nguyen Thanh Chung y sus maestros de Lac Viet Vo Dao. Foto de archivo

Nguyen Thanh Chung recibió un certificado del Centro de la Unesco para el Desarrollo de la Cultura y los Deportes de Vietnam y la secta Lac Viet Vo Dao fue aditada en la lista de artes marciales tradicionales culturales que sea conservada y desarrollada
Nguyen Thanh Chung es una persona con vocación de aprender. En su juventud, asistió a las Universidades de Economía Nacional y de Derecho, en Hanoi. Y cuando su carrera en artes marciales estaba en su apogeo, no dejó de estudiar, sino que también estudió Medicina Oriental. Al respecto, opina: “Es necesario tener un conocimiento claro del cuerpo humano, las técnicas motoras combinadas con la respiración correcta serán efectivas para prevenir enfermedades crónicas como el asma bronquial o del estómago...”.

Trató a muchos niños con miopía escolar, ancianos con osteoartritis y muchas otras enfermedades crónicas con técnicas de acupresión y acupuntura. El maestro Nguyen Thanh Chung compartió: “Para mí, las artes marciales son profesión y la medicina también, combino estas dos vertientes para ayudar a los discípulos y las personas que me rodean a mejorar, y así aportar cosas útiles a la comunidad”
./.
 
Por Bich Van - Fotos: Viet Cuong y archivos