14/06/2016 11:29 GMT+7 Email Print Like 0

El profesor asociado Dr. Ho Van Chin revive tierras áridas

La investigación incansable durante 40 años sobre la relación estrecha entre la naturaleza de la geología, la flora y los recursos hídricos en el delta del Mekong del profesor asociado Dr. Van Ho Chin y sus colegas ha contribuido al desarrollo del granero de arroz más grande de Vietnam.
En 1983, decenas de científicos del Instituto de Geografía y Recursos Naturales de Ciudad Ho Chi Minh, encabezados por los investigadores geológicos Ho Van Chin y Nguyen Sinh Huy, fueron a Dong Thap Muoi, donde ocurrían más inundaciones del delta del Mekong, a fin de buscar alternativas para poder sembrar arroz en los suelos alcalinos, lo que muchos científicos, tanto en el país como en el extranjero, predecían que sería imposible.

Según Ho Van Chin, pasaba todo el día recorriendo los campos llenos de juncia, cuyas hojas le lastimaban hasta que le sangraban ambas piernas. Algunos investigadores padecían alergias y no podían adaptarse, y dejaron el proyecto a mitad de camino. Frente a las muchas dificultades por superar, las palabras del primer ministro Vo Van Kiet alentaba a los investigadores: “Aprender a vivir con las inundaciones” y “Dirigir las inundaciones al Mar Oeste”.



El Dr. Van Ho Chin, del Instituto de Geografía y Recursos Naturales de Ciudad Ho Chi Minh. Foto: Thong Hai


Ho Chin revisando los materiales de estudio antes de ir al campo. Foto: Thong Hai


Ho Van Chin y el primer ministro Vo Van Kiet intercambiaron ideas durante una conferencia. Foto: Archivo


  Ho Van Chin en el municipio de Ngoc Hien, provincia de Ca Mau. Foto: Archivo


Ho Van Chin en un viaje en canoa en el municipio de Ngoc Hien, provincia de Ca Mau. Foto: Archivo


El grupo de investigadores del Dr. Ho Van Chin en Dong Thap Muoi. Foto: Archivo


 El Dr. Ho Van Chin (segundo a la izquierda) en el viaje de estudio en el cuadrilátero Long Xuyen.

Foto: Archivo


Muestras de suelo en el Instituto de Geografía y Recursos Naturales de Ciudad Ho Chi Minh. Foto: Archivo


Basado en los análisis prácticos, el equipo llegó a señalar a los pobladores locales dónde crecían apropiadamente cada tipo de arboles y animales. Especialmente se destacó la propuesta de formar un sistema de canales para dirigir las inundaciones hacia al mar y suministrar agua para desacidificar los suelos alcalinos, lo que jugó un papel sumamente importante en la producción agrícola de los campesinos en el delta del Mekong.

Gracias a los resultados de esta investigación, Dong Thap Muoi se convirtió, desde una tierra difícilmente de cultivar, en un gran granero de arroz, cuya producción es de alrededor de 3,5 millones de toneladas al año (según de 2014). Los científicos se sienten muy satisfechos al ver sus proyectos aplicados en la realidad y ayudando a los campesinos. Ho Van Chin expresó con emoción: “Nuestro estudio es justo, y sus aplicaciones prácticas no solamente son para el día de hoy sino también para diez o veinte años más adelante”.

Sin conformarse con el éxito, Van Chin continúa trabajando e implementando el proyecto “Control de inundaciones en el cuadrilátero Long Xuyen hacia el Mar Oeste”. Después de tres años, de 1997 a 1999, a partir de una zona con frecuentes inundaciones, el cuadrilátero Long Xuyen se ha convertido en arrozales extensos y exuberantes, y cada vez más poblado.
Continuando sus pasos hacia las tierras difíciles de cultivar, Ho Chin también llevó a cabo varios estudios en diferentes provincias: Ca Mau, Binh Thuan, Quang Binh, Quang Tri, Thua Thien Hue..., cuyos resultados prácticos contribuyen a impulsar en cada localidad un desarrollo agrícola acorde con sus propias características.



El profesor asociado Dr. Ho Van Chin ha reunido a muchos científicos en diferentes campos, como Nguyen Sinh Huy (Instituto de Recursos Geográficos), Nguyen Tan Dac (Instituto de Mecánica Aplicada), Cao Tat Thuan (Instituto de Recursos Hidráulicos del Sur), Nguyen Dinh Phuoc (exsubdirector de la Estación Meteorológica del Sur)..., para formar un grupo. Todos ellos fueron a Dong Thap Muoi y el cuadrilátero Long Xuyen, donde vivieron y compartieron la misma comida y las mismas casas a fin de llevar a cabo una investigación con resultados sincrónicos y generalizados.


 
Por Son Nghia - Fotos: Thong Hai y archivos
Trabajos publicados