19/03/2005 00:00 GMT+7 Email Print Like 0

Suoi Tien Encanto de la infancia

A solo unos 20 km al nordeste de Ciudad Ho Chi Minh, se encuentra un lugar pintoresco y encantador, especialmente para los niños: el Centro Turístico y Cultural Suoi Tien (río de las Hadas).


Regreso a los orígenes.


Espectáculo que rememora la lucha entre los genios
de las montañas y
de las aguas.


Playa de Tien Dong.


Entrada de Suoi Tien.


Vista del Reino de las Frutas


Paseo por el Reino de los Cocodrilos.

A solo unos 20 km al nordeste de Ciudad Ho Chi Minh, se encuentra un lugar pintoresco y encantador, especialmente para los niños: el Centro Turístico y Cultural Suoi Tien (río de las Hadas).

A ambos lados de un tramo de dos kilómetros de longitud se yerguen más de 120 obras culturales y recreativas en armonía con la naturaleza. Pasando el portón "El Origen" se abre un mundo de leyendas y mitos sobre hadas, budas, la ciudadela antigua, la tortuga mágica y otros elementos vinculados con antiguos cuentos sobre los héroes nacionales y las tradiciones, que despiertan la imaginación de los visitantes menores.

A pocos pasos de allí, por la boca gigantesca de un dragón de hormigón, los niños llegan enseguida a los remotos tiempos de los orígenes nacionales. A lo largo de la pared abdominal del legendario animal se ven mosaicos y grabados que cuentan la historia del país. Al final de la cavidad abdominal del dragón se encuentra una placenta simbólica con cien óvulos en evocación de la leyenda de la pareja Lac Long Quan y Au Co, antepasados de los vietnamitas, que se destacaron por su firme voluntad y amor al prójimo. En el escenario de la Rana Mágica se pueden presenciar espectáculos de marionetas sobre el agua que cantan la victoria del genio Giong contra los invasores foráneos, así como la leyenda de los genios de las montañas y las aguas en la lucha por conquistar la naturaleza, como soñaban los antiguos.

Sobre un tramo de río artificial, se construyeron bosques primitivos con más de 80 variedades de maderas preciosas y una colección singular de más de 100 especies valiosas. Además, se observa un conjunto de árboles frutales típicos de la tierra sureña, el Reino de los Cocodrilos con más de 6 000 animales y el Palacio Marino con 3 000 especies acuáticas. De hecho, Suoi Tien es una muestra a cielo abierto del mundo de la naturaleza, que incita a los niños a conocer y descubrir.

Para quienes gustan de aventuras e impresiones fuertes están dispuestas pistas de carreras de automóviles y motos, montañas rusas, naves voladoras, paseos entre cocodrilos y un mirador en el aire, entre otros juegos que requieren coraje,

Al oeste se encuentra la playa de Tien Dong, construida sobre 24 000 m² con numerosas piscinas, cuevas y grutas en las que caben hasta 7 000 visitantes. Las cataratas que arrojan sus aguas desde lo alto de las montañas para crear una circulación de agua en el lugar. Entre los cantiles de piedras se ven palacios y torres junto a gigantescos animales del mar. El agua salada de la playa se asemeja mucho a la natural del mar, pero es más pura gracias a un tratamiento sanitario.

En Suoi Tien, se pueden enriquecer los conocimientos y pasar ratos agradables en el bello entorno que ofrece la naturaleza del país.

Por Van Quy - Fotos: Minh-Quoc