01/12/2018 18:12 GMT+7 Email Print Like 0

Vietnam revisa contribución al APEC e identifica visión para futuro

Hanoi (VNA) – Una conferencia se efectuó el 30 de noviembre en esta capital para revisar la contribución de Vietnam al Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en los últimos 20 años y trazar las orientaciones para el futuro. 

El vicecanciller del país, Bui Thanh Son, recalcó que los resultados de ese evento, que se efectúa en medio de los cambios rápidos, profundos e imprevistos en el escenario global, contribuirán de forma práctica a la construcción de la visión del APEC tras 2020.

La reunión también permite a la nación y a otros países evaluar los beneficios que la incorporación al bloque y la integración económica global brindaron a Vietnam, a fin de obtener una panorámica sobre la visión estratégica de Hanoi al optar hace dos décadas por la adhesión a una de las organizaciones regionales más importantes en el planeta, añadió. 

Durante ese evento, recalcó, también se aprenderán lecciones y se propondrán políticas y medidas para que Vietnam en particular, y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) en general, contribuyan con aportes más amplios y prácticos al APEC y a la formación de la estructura de conexión económica regional. 

Allan Wagner, presidente del Grupo de Visión del APEC, destacó que el bloque, integrado por 21 economías que representan 59 por ciento de la economía global y el 50 por ciento del comercio, es la “columna vertebral” de uno de los mayores esfuerzos multilaterales para crear la prosperidad, la estabilidad y el desarrollo equitativo, inclusivo y creativo.

El también excanciller de Perú afirmó que tanto Vietnam como el país latinoamericano contribuyeron de forma importante al Foro.

La nación indochina, al acoger el Año del APEC 2017, garantizó la continuidad de las prioridades de 2016 sobre el impulso del crecimiento sostenible, creativo e inclusivo, así como la profundización de la conectividad económica, el incremento de la competitividad de las micro, pequeñas y medianas empresas y el fortalecimiento de la seguridad alimentaria, además de la respuesta al cambio climático, precisó.

Por su parte, el vicepremier y canciller de Vietnam, Pham Binh Minh, reiteró que la incorporación del país en noviembre de 1998 al APEC fue el resultado de una decisión estratégica de Hanoi y constituye un paso importante para materializar su política exterior abierta, a favor del multilateralismo y la diversificación de las relaciones externas, así como por la integración económica global. 

Tras destacar los impresionantes avances alcanzados por la nación indochina en el desarrollo y la incorporación internacional durante dos décadas desde su adhesión al bloque, ratificó que al mismo tiempo que Vietnam constribuyó de forma importante al éxito del APEC.

De acuerdo con Binh Minh, el resultado de la reciente Cumbre de la organización en Papúa Nueva Guinea patentiza que el APEC enfrenta en la actualidad dificultades en el mantenimiento de sus valores básicos referentes al respaldo al sistema comercial multilateral y al libre comercio e inversión.

En ese sentido, consideró que el bloque debe esforzarse para confirmar su papel crucial en la estructura multipolar que está formándose. 

Propuso que los participantes intercambien criterios sobre la identificación de los objetivos y contenidos de cooperación del APEC en el futuro, al igual que las orientaciones para que Vietnam cumpla los compromisos y estrategias a largo plazo del Foro y contribuya a la elaboración de la visión de este mecanismo regional después de 2020. 

En las sesiones de debates, los delegados coincidieron en que frente al levantamiento del proteccionismo y de la tensión comercial en el mundo, más que nunca el APEC debe desempeñar el liderazgo en el impulso del crecimiento, la conectividad económica regional y la solución de los desafíos del siglo XXI.

El exvice primer ministro vietnamita Vu Khoan valoró que Hanoi no solo gozó de los beneficios al participar en el bloque, sino que también se confirmó como un miembro activo y responsable de la comunidad.

Por su parte, la embajadora Nguyen Nguyet Nga, representante de Vietnam en el Grupo de Visión del APEC, afirmó que la agenda post-2020 deberá centrarse en la construcción de una región resiliente, unida, inclusiva y creativa. 

Al referirse a los objetivos de Bogor sobre la liberalización comercial e inversionista, el presidente del Comité tailandés para la Cooperación Económica Asia-Pacífico, Narongchai Akrasanee, aseguró que para el APEC es más importante incrementar la asistencia entre las economías miembros en la era digital para enfrentar los impactos de la guerra comercial entre las potencias mundiales. 

Mientras, Andrew Elek, investigador de la Universidad Nacional de Australia, consideró que las economías miembros necesitan adaptarse a los cambios y fortalecer su resiliencia y el apoyo al sistema comercial multilateral, así como el respeto a los principios de la Organización Mundial de Comercio. 

Más allá de los objetivos de Bogor, recalcó, se deberá crear una economía panregional para aprovechar al máximo las potencialidades. En ese sentido, el APEC puede optimizar los mecanismos para que sus miembros mejoren la calidad de los recursos humanos, perfeccionen el marco legal, amplíen el acceso al sistema bancario, participen en las conexiones comerciales y atraigan más inversiones en el sector privado. 

En la ocasión, el vicepremier Pham Binh Minh condecoró con la Orden de Trabajo a 25 colectivos e individuos con destacada contribución al éxito del Año del APEC 2017 en Vietnam. 
 VNA/VNP