26/12/2020 16:16 GMT+7 Email Print Like 0

SeekingAlpha: Vietnam será la próxima fábrica del mundo

Hanoi (VNA) - La situación de COVID-19 ha acelerado considerablemente la transición del trabajo de fabricación a Vietnam y el país está en una posición única para aprovechar este movimiento, según un artículo recién publicado en el servicio de contenido SeekingAlpha.

Vietnam ha dado la bienvenida a muchas empresas que han buscado cambiar la fabricación en los últimos años, señaló la publicación.

Aunque no es muy grande, la economía vietnamita está creciendo rápidamente en alrededor del 6 al 7 por ciento. El país es la cuarta mayor economía de la región y registra un ritmo de crecimiento más alto en comparación con sus vecinos, según el artículo.

Vietnam tiene una economía diversificada que elabora textiles, calzado (Nike, Adidas), algunos componentes electrónicos (Lenovo) y también fabricación de automóviles (Ford Motor Company y VinFast).

Mientras tanto, otras naciones del Sudeste Asiático como Malasia dependen demasiado del petróleo y el gas, que representan casi el 16 por ciento de sus exportaciones; Brunei con casi el 90 por ciento de los envíos al exterior vinculados al petróleo; e Indonesia con más del 25 por ciento de sus ventas vinculadas al petróleo y al carbón.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) informa que habrá una reducción significativa en la actividad económica para 2020 y en 2021, ven un fuerte repunte. También ilustra la estabilidad macro que tiene Vietnam en términos de crecimiento, déficit en cuenta corriente o cifras de empleo.

La economía está lo suficientemente diversificada como para manejar la desaceleración económica inducida por COVID-19 y aún se mantiene positiva en los pronósticos publicados por el FMI, agregó.

Esta economía seguirá siendo resistente, como lo indica otro análisis independiente realizado por la evaluación del Banco Mundial, que establece que el marco macroeconómico y fiscal sigue siendo resistente con una tasa de crecimiento del PIB estimada del 1,8 por ciento en la primera mitad de 2020, proyectada para alcanzar el 2,8 por ciento para el año.

Vietnam es uno de los pocos países del mundo que no espera una recesión, aunque su tasa de crecimiento para este año es mucho menor que las típicas proyecciones previas a la crisis del 6 al 7 por ciento.

El artículo continuó señalando que la industria automotriz está despegando en Vietnam, y los fabricantes de automóviles locales como VinFast ahora están comenzando a convertirse en jugadores más importantes. Es un desarrollo notable ya que la industria automotriz generalmente agrega muchos empleos y crecimiento en un país.

“La ventaja de la incipiente industria automotriz es el desarrollo de muchos subproveedores, lo que genera impactos laborales y económicos relacionados. Este sector, aunque desde una base pequeña, está creciendo a más del 100 por ciento y la demanda es sólida”.

El gobierno vietnamita también está tratando de fomentar este crecimiento reduciendo los impuestos para las empresas que se dedican a la fabricación de automóviles y sus piezas en Vietnam en lugar de importarlas.

Además, los salarios en Vietnam son aún más bajos que en la mayoría de las áreas regionales a su alrededor, rondando los 5,5 dólares por hora.

“El gobierno vietnamita ha aumentado su gasto en infraestructura y planea enfocarse en seguir creciendo. Actualmente, Vietnam está gastando el 5,7 por ciento de su PIB en mejoras de infraestructura, el más alto de la región”.

La inversión se destina a intentar conectar más pueblos a través de carreteras, una enorme infraestructura ferroviaria que incluye una línea ferrocaril de norte a sur que conecta los dos extremos del país.

Vietnam también planea construir 39 fondeaderos como parte de un plan de expansión de puertos marítimos. El gasto total rondará los 100 mil millones de dólares durante los próximos 10 años o más.

Además, de acuerdo con el artículo, Vietnam está entrando en la era del dividendo demográfico donde más del 70 por ciento de su población tendrá menos de 35 años.

Con una población de alrededor de 100 millones en 2019, solo cerca del 13 por ciento pertenecen a la categoría de clase media. Está previsto que esto se duplique para el 2025 a un 26 por ciento y se prevé que dé un gran impulso a la historia de consumo del país y aumente las tasas de crecimiento desde el promedio actual del seis por ciento.

Muchas empresas querrán aprovechar este boom del consumo y dar un salto para invertir más en esta economía.

Por último, la clasificación de la facilidad para hacer negocios ha mejorado significativamente en los últimos 10 años, pasando a 70 este año desde 98 en 2011.

Con el gobierno más enfocado en la infraestructura, el país tiene el 99 por ciento de las aldeas iluminadas con electricidad junto con un alto Índice de Capital Humano (ICH), está bien posicionado para desafiar aún más este puntaje y avanzar hacia el top 50 en los próximos años.

Con todos estos aspectos positivos, según el artículo, Vietnam será la próxima fábrica del mundo. /.
VNA/VNP