28/04/2020 15:37 GMT+7 Email Print Like 0

Periódico francés recomienda ocho maravillas culinarias para degustar en Hanoi

Hanoi (VNA)- “Refinamiento, delicadeza, frescura” son algunos de los calificativos empleados por el periódico francés Le Figaro Voyage para definir “los mil sabores de la gastronomía vietnamita”.

En un artículo titulado “Ocho maravillas para degustar en Hanoi, un templo de comida callejera”, el diario subrayó que al igual que las capitales del Sudeste Asiático, Hanoi se presenta como un gigantesco laboratorio culinario donde se revela la mejor gastronomía en la calle, a menudo en la acera.

Por otro lado, aconsejó a sus lectores que descarten los restaurantes de alta gama que a menudo tienen precios altos y “tírense a las ollas que burbujean en los callejones del casco antiguo, ingresen a estos puestos a veces no muy atractivos, pero que ocultan los tesoros de la cocina vietnamita”.

“Incluso si no eres un conocedor de la gastronomía vietnamita, probablemente ya hayas oído hablar de “pho”, una sopa de fideos de arroz hecha de carne de res o, a veces, pollo, cocinada a fuego lento durante horas en un caldo de huesos,  tuétano, cebolla, especias y hierbas aromáticas”, subrayó.

Según Le Figaro Voyage, la receta de ese plato, especialidad del norte del país, fue inventada a principios del siglo XX y se exportó rápidamente al Sur y luego al mundo. “Válido para cualquier momento del día, incluso en el desayuno, el “pho” es el plato más popular del país”, remarcó.

El “bun cha” se ubica en el segundo lugar en la lista. El periódico dio informaciones detalladas sobre ese plato, que consiste en carne de cerdo a la parrilla con carbón, servida en un tazón de verduras, frutas y hierbas marinadas en vinagre (zanahorias, papaya, lechuga, cilantro, menta, entre otros), que agregan una nota picante, y que viene con el fideo de arroz frío para sumergir en el tazón y se puede agregar también “nem cua be” (rollos fritos hechos de cangrejo).

Describió a “bun rieu cua” como una maravillosa sopa de fideos con cangrejo. “Tradicionalmente servida para el desayuno, se trata de una sopa de fideos de arroz, carne de cangrejo de agua dulce, trozos de tofu frito y tomates (a veces con carne molida de cerdo) absolutamente deliciosa”, continuó.

Agregó que muchas familias de Hanoi se han especializado en la preparación de ese plato que requiere paciencia y rigor. Después de extraer la carne, la cáscara del cangrejo se golpea y luego se filtra para alimentar el caldo.

En la lista se encuentra también el “banh cuon”, una especie de “panqueques para el desayuno”.

Le Figaro Voyage describió esa comida como “tortitas de arroz delgadas rellenas de carne de cerdo picada (pero también de camarones) y champiñones negros”. Esos “panqueques”, rociados con hierbas y chalotes fritos, se cuecen al vapor y se comen sumergiéndolos en un tazón de salsa de pescado.

En las calles de Hanoi se encontrará con muchos puestos donde este tipo de albóndigas se preparan con destreza.

El “banh mi” también figura en la lista y, según el periódico, constituye un ejemplo de la fusión de la cocina francesa y vietnamita.

“En casi todas las esquinas de la capital, frente a las estaciones y en los mercados, encontrará muchos puestos que preparan este sándwich compuesto por una baguette crujiente, adornado con verduras agridulces en salmuera y carne (carne de cerdo, pollo, carne de res) o huevo, y una buena dosis de cilantro”, detalló.

Por otro lado, según Le Figaro Voyage, “además de los clásicos nems de cerdo que han recorrido el mundo, la cocina vietnamita ofrece una variedad de rosquillas fritas como “banh goi”, una especie de empanada adornada con carne molida de cerdo, champiñones, fideos y un huevo de codorniz; “banh tom”, una fritura de camarones y camote; rollitos de primavera rellenos de cangrejo y cerdo; o “pho cuon”, rollos de fideos rellenos de carne y hierbas frescas”.

“Para equilibrar la grasa de estas donas, se sirven con vegetales verdes frescos y una salsa de pescado enriquecida con ajo, pimienta y jugo de limón”, añadió.

El diario aconsejó también al público francés probar el “cha ca”, argumentando que “es imposible ir a Hanoi sin probar el “cha ca”: filetes de bagre marinados en cúrcuma, asados sobre carbón y luego fritos en sartén".

“Se comen con fideos de arroz frío, aromatizados con cilantro, eneldo, cebollino y maní tostado. Luego, simplemente sumerja los trozos de pescado en salsa hecha de pasta de camarones fermentada con un sabor pronunciado que mejora los aromas del plato”, notificó.

Últimamente, el “ca phe trung” (café con yema de huevo) cierra el menú aconsejado por Le Figaro Voyage.

“En medio de la guerra de Indochina, y cuando se acabó la leche, Nguyen Van Giang tuvo la idea de reemplazarla con yema de huevo batida con azúcar, para recuperar la apariencia cremosa del capuchino. ¡Sorprendente pero exitoso!”, remarcó.

En el artículo, se recomendó también realizar un tour gastronómico en el mercado de flores de Quang Ba; Long Bien; y Dong Xuan, famoso por sus especias./.
VNA/VNP