27/04/2021 14:09 GMT+7 Email Print Like 0

Países del Sudeste Asiático extreman medidas en prevención y control del COVID-19

Yakarta (VNA)- Una nueva cepa del virus SARS-CoV-2, la cual que podría haber aumentado con fuerza los contagios del COVID-19 en la India, se descubrió en Indonesia, informó el Ministro de Salud de este último país, Budi Gunadi Sadikin.

Al intervenir en una rueda virtual de prensa efectuada la víspera,  el titular de la cartera indonesia también reveló que la nueva variante mencionada infectó a 10 residentes en su país, y que existen actualmente en la India dos nuevas cepas del SARS-CoV-2, identificadas como la B117 y la B1617.

Según Gunadi Sadikin, seis de las 10 infecciones mencionadas fueron casos importados, mientras que las personas restantes fueron contagios locales en las provincias de Sumatra, Java Occidental y Kalimantan Meridional.

Ante la evolución compleja de la epidemia, el gobierno de Malasia suspendió todos los vuelos hacia y desde la India a partir de mañana para prevenir la propagación del COVID-19 en ese país.

El ministro malasio de Defensa, Ismail Sabri Yaakob, anunció que Malasia tampoco recibirá a todos los ciudadanos extranjeros con visas de empleo a largo plazo procedentes de la India.

Por otro lado, la tripulación de los buques que atracaron en la India en los últimos 14 días, no podrán tocar puerto en Malasia, informó el ministro malasio, al agregar que los residentes malasios y sus familiares que se repatrían en este momento estarán exentos de las prohibiciones mencionadas con condiciones de cuarentena.

En Tailandia, el gobierno de Bangkok estableció el uso obligatorio de mascarillas para reducir gradualmente los nuevos casos del COVID-19 en la ciudad, además de urgir el cierre de 31 tipos de servicios de negocio durante dos semanas a partir del 26 de abril.

De acuerdo con las estadísticas, Tailandia registró la víspera otros dos mil 48 casos nuevos del COVID-19 y ocho decesos, lo que eleva la cifra de infecciones en ese país a 57 mil 508, detallaron las autoridades.

Mientras tanto en Camboya, el gobierno decidió prolongar siete días, hasta el 5 de mayo venidero, la orden de bloqueo en Phnom Penh y la ciudad de Ta Khmao para prevenir la propagación de la epidemia.

El mismo día, el Ministerio de Salud de Camboya confirmó otros nuevos 580 casos del COVID-19, lo que eleva el total de pacientes en el país a más de 10 mil, con un saldo de tres mil 577 recuperados y 79 muertos./.

VNA/VNP