04/06/2020 14:26 GMT+7 Email Print Like 0

Países del Sudeste Asiático adoptan medidas frente al COVID-19

Hanoi (VNA) - El gobierno de Indonesia decidió asignar 52,5 billones de rupias (casi tres mil 700 millones de dólares) para ayudar a las empresas estatales en un esfuerzo por recuperar la economía nacional debilitada por el COVID-19.
Un total de 12 firmas se beneficiarán de los apoyos del gobierno, las cuales tienen una gran influencia en los medios de vida de las personas, dijo la ministra de Finanzas, Sri Mulyani Indrawati, en una videoconferencia efectuada la víspera.

Además de asistencia financiera, señaló, esas empresas obtendrán subsidios adicionales como descuentos de electricidad y combustible, y pago de deuda gubernamental incobrable.

El mismo día, el Ministerio de Salud de Malasia discutió la posibilidad de permitir la entrada al país de extranjeros libres del COVID-19.

“Permitiremos el ingreso de los malasios y extranjeros si ellos dan resultado negativo en sus respectivos países dentro de los tres días anteriores a la entrada”, dijo el director general de Salud, Noor Hisham Abdullah, en una rueda de prensa.

La cartera también considera poner en cuarentena en sus hogares, en vez de centros de aislamiento, a los coterráneos que regresaron al país, agregó.

Actualmente, 35 funcionarios gubernamentales, incluido el primer ministro Muhyiddin Yassin, completaron 14 días de cuarentena y todos dieron negativo a las pruebas del virus por segunda vez.

Hasta el 3 de junio, Malasia registró siete mil 970 casos de COVID-19, de los cuales seis mil 531 se recuperaron de la enfermedad.

Con el mismo objetivo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Laos anunció una flexibilización de las reglas de entrada y salida a partir de este mes, en la medida que el país intenta revivir la economía nacional y reiniciar los proyectos de inversión.

Todos los extranjeros entrantes deben someterse a la prueba de COVID-19 y obtener un certificado con resultado negativo para el virus. Esto debe emitirse en el país del que partieron y presentarse a las autoridades aduaneras laosianas.

El certificado debe haber sido emitido no más de 72 horas antes del viaje. A su llegada a la frontera de Laos, todos los visitantes deben controlar su temperatura y completar un formulario de declaración de salud.

Los laosianos que deseen viajar a otra nación por razones esenciales deben solicitar el permiso de las autoridades pertinentes y cumplir con las leyes y regulaciones impuestas por su país de destino.

Según el Ministerio de Salud, hasta el 3 de junio Laos sumó 52 días consecutivos sin detectar nuevos casos del COVID-19, con lo que el número total de los infectados se mantiene en 19, de los cuales 18 recibieron el alta médica./.
VNA/VNP