19/05/2021 14:49 GMT+7 Email Print Like 0

Memorias sobre el Presidente Ho Chi Minh en Rusia

Moscú (VNA) - Inaugurado el 18 de mayo de 1990 en vísperas del centenario de su natalicio, el monumento del Presidente Ho Chi Minh en la plaza que lleva su nombre en Moscú es un lugar familiar para los vietnamitas en Rusia.

El monumento está hecho de bronce y piedra, con un retrato de Ho Chi Minh grabado en un disco gigante, debajo del cual hay una escultura de un hombre vietnamita que se levanta de sus rodillas. Detrás del disco hay imágenes de flores tropicales y dos bambúes curvos.

En 1985, el escultor Vladimir Efimovich Tsigal, uno de los dos autores de la obra, visitó Vietnam para conocer al líder revolucionario vietnamita para el proyecto.

Según él, el disco redondo es "la imagen del sol de Vietnam, que representa la aspiración por un futuro brillante para el país", mientras la imagen de los dos bambúes curvos surge de la comprensión de la emblemática planta vietnamita: el bambú ser curvo, pero es difícil de romper, similar a la voluntad y la fuerza de Vietnam".

Pham Thanh Xuan, profesora de la lengua vietnamita en el Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú, y otros vietnamitas en la capital rusa todavía contaron la historia de Truong Quang Giao, de 82 años, presidenta de la Asociación de Vietnamitas en Rusia, y su esposa, Sveta.

Cuando murió uno de los tres abedules plantados frente al monumento del Presidente Ho Chi Minh, fueron los dos quienes trajeron otro árbol del mismo tipo de más de dos metros de altura desde su jardín, a más de 80 kilómetros de Moscú, para replantarlo allí.

Entre los años 1955 y 1957, el Presidente Ho Chi Minh visitó la ciudad rusa de Irkutsk, donde se reunió con Vera Pavlovna, entonces estudiante de una escuela primaria cuando ella asistió a la ceremonia de bienvenida al tío Ho.

"Él vino y abrazó a cada uno de los estudiantes. Le llevamos pañuelos rojos. No pude olvidar la cara del Presidente Ho Chi Minh durante ese día", dijo.

A su vez, Nguyen Quang Duong, presidente de la Asociación de Vietnamitas en Irkutsk, indicó que mientras visitaba la ciudad, el Presidente Ho Chi Minh habló en ruso y francés con profesores y estudiantes del Instituto de Filología, Lenguas Extranjeras y Comunicación Mediática, dependiente de la Universidad Estatal de Irkutsk.

Después de su partida física en 1969, el Instituto propuso a las autoridades vietnamitas y rusas para permitirlo a llevar el nombre de Ho Chi Minh.

Uno de los otros lugares que visitó el Presidente Ho Chi Minh fue la central hidroeléctrica de Irkutsk en el río Anraga.

Sergey Levchenko, primer secretario del Partido Comunista de la Federación de Rusia en la provincia de Irkutsk, dijo: “Dondequiera que vaya, el Presidente Ho Chi Minh fue recibido con calurosa bienvenida. Su país todavía se ha desarrollado y ha logrado muchos éxitos”.

También expresó su satisfacción por los logros socioeconómicos de Vietnam durante los últimos 10 años./.

VNA/VNP