24/12/2021 11:21 GMT+7 Email Print Like 0

Lucha contra el COVID-19 en Vietnam: Adaptarse, flexibilizar y evitar negligencia

Hanoi (VNA) - La pandemia del COVID-19 ha provocado impactos negativos en la economía mundial y cambiado la vida cotidiana de la gente, obligando a los dirigentes vietnamitas a tomar medidas encaminadas a combatir este mal.

Ante la complejidad de la epidemia, la visión y estrategias sobre la prevención y el control de la pandemia tanto del mundo como de Vietnam se han transformado desde "Cero COVID-19" a la adaptación segura y flexible para impulsar la recuperación socioeconómica.

Después de analizar las experiencias de la lucha antiepidémica, el gobierno de Vietnam emitió la Resolución 128/NQ-CP hacia la adaptación segura y flexible y control efectivo de la pandemia.

Lucha contra el COVID-19 con diversos escenarios

La visión de “Convivir con el COVID-19” significa aceptar el aumento del número de casos del coronavirus. Mientras tanto, las localidades han planteado varios escenarios de prevención de diferentes niveles para prevenir la invasión de la nueva cepa Ómicron.

En concreto, Ciudad Ho Chi Minh ha movilizado la participación de toda la población en la lucha y desplegado la estrategia de seis pasos, a saber: actualizar el número de personas en riesgo ; administrar la vacuna contra el COVID-19; realizar pruebas para la detección del coronavirus; distribuir medicamentos a portadores; clasificar los infectados para el tratamiento médico en la vivienda o el hospital, entre otros.

En cuanto al control de la variante Ómicron, las fuerzas competentes municipales velan por el cumplimiento de las medidas preventivas, especialmente la inspección de la entrada por las vías aéreas y marítimas.

Nguyen Thi Huynh Mai, jefa del Departamento de Salud de la metrópolis, informó que la ciudad ha movilizado unas seis mil 400 farmacias privadas a participar en suministrar y consultar medicamentos a los pobladores.

De ellas, cientos de farmacias realizaron consultas médicas a los pobladores y a los pacientes para su tratamiento en casa. Mientras tanto, cientos médicos ayudan a los enfermos a distancia y más de 16 mil estudiantes médicos y voluntarios también contribuyen a la campaña contra el coronavirus.

En Hanoi, se emitieron las soluciones para la adaptación segura y flexible, mientras que más de 30 hospitales del Ministerio de Salud han preparado en total unas tres mil 200 camas equipadas con el sistema de oxígeno médico.

Chu Xuan Dung, vicepresidente del Comité Popular municipal, reveló que la capital ha realizado de manera flexible y efectiva las pruebas y la cuarentena, así como tomado las medidas para reducir las víctimas fatales a causa del COVID-19.

Hanoi también ha planteado las soluciones para el nivel más alto de la pandemia, a la vez que se esfuerza por la recuperación socioeconómica y la reanudación de las actividades de los pobladores.

Por otra parte, el Departamento de Salud de la ciudad de Da Nang emitió documentos relacionados con la vacunación contra el COVID-19.

En la provincia sureña de Ba Ria-Vung Tau, se fijó una meta de vacunar a todos los residentes en la edad prescrita antes del 25 de este mes.

Continuar implementando la Resolución 128/NQ-CP de manera flexible

El Ministerio de Salud ha asignado 16 hospitales centrales a ayudar a 11 provincias y ciudades en el tratamiento médico a través del envío de médicos y enfermeros.

Un tema importante de asegurar la adaptación a la epidemia es la cobertura de vacunas. Un total de más de 136,86 millones de dosis de vacunas se administraron hasta el día 16 pasado. Según las estadísticas, la tasa de inoculación de Vietnam se ubica en el tercer lugar del mundo, adelantado por China y la India.

El primer ministro Pham Minh Chinh concede importancia a la vacunación contra el COVID-19 en la lucha contra este mal, por lo cual todos los pobladores mayores de 18 años deben ser inyectados con la segunda dosis antes del cierre de este año./.
VNA/VNP