02/01/2021 10:01 GMT+7 Email Print Like 0

Los 10 principales eventos económicos mundiales en 2020

Hanoi (VNA) - La Agencia Vietnamita de Noticias repasa los 10 sucesos económicos que marcaron el 2020 a nivel mundial.

1. La pandemia de COVID-19 devasta la economía mundial

En 2020, la economía global experimentó su peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial debido a los efectos negativos de la pandemia del COVID-19. Las medidas del bloqueo y cierre de fronteras para frenar el contagio provocaron el estancamiento del comercio mundial y la ruptura de las cadenas de suministro, lo que resultó en la ola de quiebras de empresas en todo el mundo, especialmente en los sectores de aviación, turismo y comercio minorista.

Los países lanzaron paquetes de estímulo económico de billones de dólares con medidas monetarias y préstamos de emergencia para apoyar la economía. El Fondo Monetario Internacional estimó que el Producto Interno Bruto global disminuirá 4,4 por ciento en 2020. Se prevé que la pandemia aún deje consecuencias persistentes para la economía mundial.

2. RCEP crea la zona de libre comercio más grande del mundo

El 15 de noviembre de 2020, los 10 estados miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y cinco países socios (Corea del Sur, China, Japón, Australia y Nueva Zelanda) firmaron el Acuerdo de Asociación Económica Integral Regional (RCEP) después de ocho años de negociaciones.

RCEP creó la zona de libre comercio más grande del mundo con dos mil 200 millones de personas, o el 30 por ciento de la población mundial, y un Producto Interno Bruto (PIB) combinado de 26,2 billones de dólares, equivalente al 30 por ciento del PIB mundial y el 28 por ciento del comercio global.

La firma del RCEP se considera una fuerza impulsora de la integración económica, que protege el sistema de comercio multilateral en un momento en que el proteccionismo gana terreno y el crecimiento global está disminuyendo.

3. El cambio de flujos de inversión

La pandemia de COVID-19 interrumpió el comercio y algunas cadenas de suministro globales, particularmente en la manufactura, fabricación de automóviles y equipos médicos. Ante la situación, muchos países diversificaron la inversión extranjera y promovieron la producción a nivel nacional y regional para asegurar la estabilidad de las cadenas de suministro.

La crisis del COVID-19 y las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China emergieron como un "catalizador" para acelerar la tendencia de trasladar la producción a otras naciones o llevarla de regreso a sus países de origen para aprovechar las ventajas de costo, mano de obra o logística.

El banco estadounidense Bank of America estimó que el costo de trasladar la producción de las empresas europeas y norteamericanas fuera de China podría alcanzar un billón de dólares en cinco años.

4. La crisis del mercado laboral mundial

La pandemia de COVID-19 tuvo un grave impacto en el mercado laboral a nivel mundial y provocó una gran pérdida de salarios en 2020. El Informe “COVID-19 y el mundo del trabajo” de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) muestra que, en 2020, 81 millones de trabajadores en Asia-Pacífico y otros 30 millones en América Latina perdieron sus empleos.

Solo en los primeros nueve meses del año, el ingreso de los empleados disminuyó un 10,7 por ciento, equivalente a 3,5 billones de dólares. La crisis de empleo como consecuencia del COVID-19 podría plantear riesgos de pobreza e inestabilidad socioeconómica a largo plazo.

5. Tendencia mundial de bajar las tasas de interés a casi el cero por ciento

En 2020, para apoyar a las economías a superar las dificultades sin precedentes causadas por la pandemia de COVID-19, el 60 por ciento de los bancos centrales en todo el mundo promovieron, por primera vez en la historia, la reducción de las tasas de interés a menos de uno por ciento, incluso tipos de interés negativos.

Solo en marzo de 2020, la Reserva Federal de Estados Unidos bajó dos veces las tasas de interés. Los bancos centrales de Europa, China, Japón, Reino Unido y Australia también mantuvieron sus tasas de interés respectivas en mínimos históricos.

A pesar de los esfuerzos por reducir los tipos de interés y adoptar políticas monetarias inusuales, la inflación sigue siendo baja. La economía mundial corre el riesgo de caer en una “trampa de liquidez” debido a las ineficaces políticas monetarias.

6. Salida del Reino Unido de la Unión Europea

Desde las 23:00 (hora británica) del 31 de enero de 2020, el Reino Unido abandonó oficialmente la Unión Europea (UE) y entró en el período de transición hasta el 31 de diciembre del mismo año. Se prevé que la salida después de 47 años en el bloque comunitario cambie las estables relaciones del Reino Unido con otros países en todos los sectores, incluyendo la política, economía, cultura y seguridad.

Después de su salida de la UE (Brexit), el Reino Unido promovió las negociaciones de tratados de libre comercio (TLC) para facilitar los flujos comerciales. Londres tuvo su primer TLC pos-Brexit con Japón, firmó un acuerdo comercial temporal con Canadá, y otros TLC con Singapur y Vietnam, además de rubricar un acuerdo de continuidad comercial con México.

7. Grupos tecnológicos enfrentan presiones fiscales transfronterizas

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Grupo de los Veinte (G20) propusieron el plan fiscal en el que las grandes empresas tecnológicas paguen impuestos en los países donde están sus usuarios, aunque no tengan presencia física. La iniciativa podría cobrar a los gigantes como Google, Amazon y Facebook hasta 100 mil millones de dólares en impuestos cada año.

Francia comenzó a imponer un impuesto de tres por ciento a las empresas de tecnología con ventas de más de 750 millones de euros en todo el mundo y 25 millones de euros en su país, mientras que Indonesia siguió un plan para gravar a las compañías del segmento según sus ganancias a nivel nacional.

Los países de la OCDE aún no han llegado a un consenso sobre un plan común de ese gravamen, con el propósito de poner fin al hecho que los grupos multinacionales que hacen negocios en línea en muchos países registran la mayoría de sus ganancias en naciones con tasas impositivas bajas.

8. Mercados registran fuerte volatilidad sin precedentes

En 2020, los mercados financieros y de bienes mundiales registraron transacciones históricas, toda vez que el COVID-19 con medidas de bloqueo y los desacuerdos en torno a los paquetes de apoyo económico han afectado profundamente las necesidades y la psicología de los inversores.

El precio de la onza de oro superó por primera vez los dos mil dólares, mientras el de barril de petróleo estadounidense WTI experimentó una jornada sin precedentes en la que llegó a situarse en números rojos por primera vez en su historia.

En marzo de 2020, la Bolsa de Nueva York experimentó su mayor caída porcentual desde 1987. El precio de los suministros médicos globales también se disparó, especialmente de mascarillas y vacunas.

9. "Auge" del comercio electrónico

Se pronostica que los ingresos globales del comercio electrónico alcanzarán los 3,9 billones de dólares, de los cuales 2,45 billones corresponderán a la región de Asia-Pacífico, según la firma de investigación de mercado Statista.

Debido al impacto de las medidas de distanciamiento social para prevenir la pandemia de COVID-19, muchos clientes cambiaron sus hábitos de compra, lo que obligó a los minoristas a renovar sus modelos comerciales con el uso de avances tecnológicos para promover el comercio electrónico.

Durante el Día del Soltero (11 de noviembre), dos gigantes chinos del comercio electrónico, Alibaba y JD.com, reportaron ventas récord de 115 mil millones de dólares. Asimismo, las ventas durante el “Black Friday” (Viernes Negro) alcanzaron el nivel más alto de la historia, con nueve mil millones de dólares, mientras que las transacciones durante el Cyber Monday totalizaron 10 mil 800 millones de dólares.

10. La industria de la aviación mundial afectada por COVID-19

Desde el estallido de la epidemia de COVID-19 a principios de 2020, la aviación fue uno de los sectores más afectados por las restricciones de viaje para reducir la propagación del virus. Según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), para 2020, el volumen de viajes disminuyó en un 66 por ciento y los ingresos de las aerolíneas en casi la mitad, a 419 mil millones de dólares.

Muchas aerolíneas quebraron o redujeron la escala de sus operaciones con la venta de aviones y recorte de salarios. Aunque el sector recibió un apoyo de 160 mil millones de dólares, la IATA estima que la industria de la aviación todavía necesita una asistencia adicional de entre 70 mil millones y 80 mil millones de dólares para una pronta recuperación./.
VNA/VNP