16/01/2017 09:32 GMT+7 Email Print Like 0

Flores de durazno, señal del Año Nuevo Lunar en las calles de Hanoi

Hanoi, 15 ene (VNA)- El mayor festival tradicional de Vietnam, el Tet o el Año Nuevo Lunar, está llegando y se puede sentir desde ahora la atmósfera en cualquier rincón de Hanoi, especialmente cuando las flores de durazno empiezan a ser vendidas en las calles de la capital.

La calle Lac Long Quan, en el distrito de Tay Ho, es un lugar popular para la venta de flor de melocotón, un árbol típico para la decoración en ocasión del Tet.

Este año, árboles de flor de durazno aparecen con posturas exóticas. Mientras más extraños sean, más llamarán la atención de los compradores.

Debido al clima desfavorable, este año los cultivadores han tenido que utilizar técnicas especiales para garantizar su florecimiento justo en el Tet.

Mientras más ocupados, los jardineros se sienten más felices. Ellos esperan que el tiempo se mejore para vender más flores de durazno antes de que llegue el Tet.

Cada año, cuando llegan las fiestas del Tet, los vietnamitas, no importa donde residan ni su estatus social, regresan a su lugar de origen para disfrutar esta celebración junto a la familia. Esta tradición les proporciona motivación y voluntad para seguir avanzando en la vida.
VNA/VNP