13/08/2018 15:00 GMT+7 Email Print Like 0

Festival de la Juventud y los Estudiantes en Cuba

Hanoi, 13 ago (VNA)- A veces es difícil encontrar las palabras exactas para transmitir con la mayor fidelidad un hecho que has presenciado y que deseas describir con la intención de que otras personas se sientan participes. Y es que el cariño, la amistad y la hermandad entre Cuba y Vietnam merecen ser compartidas.

Me refiero a sucesos especiales como el encuentro amistoso entre representantes de la delegación de jóvenes vietnamitas que asistió al XI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Cuba, en el verano de 1978, y la misión estatal cubana, efectuado este sábado en Hanoi. Y, más que eso, el significado del reencuentro de muchos de ellos 40 años después.

Unas horas para rememorar la alegría de aquellos días, la solidaridad antimperialista, los compromisos, la lucha compartida;  para recordar a Fidel, quien al hablar en la Plaza de la Revolución en el acto de clausura  ante miles de jóvenes expresó: “… No olvidaremos al admirable y heroico Vietnam en sus luchas contra nuevas e ignominiosas formas de provocación, hostilidad y agresión…”

No fue necesario esperar el inicio de la actividad para percibir ese cariño y nostalgia que sienten muchos amigos vietnamitas por Cuba. Sentado junto a algunos de sus colegas, Nam Anh, quizás el más veterano de la delegación, me mostró con orgullo el certificado que reconoce su participación en el Festival, un recuerdo que conserva tal vez como el mas valioso de sus tesoros desde hace 40 años.

Nam Anh fue uno de los 300 vietnamitas seleccionados por sus méritos para participar en el evento juvenil mundial.

Por sus gestos, apretón de manos, besos y rostros de emoción – más que por las palabras como es lógico – supuse que algunos de ellos se reencontraban después de algún tiempo. Sin embargo, enseguida el recuerdo de aquellos días en La Habana los volvió a fundir en un abrazo. Junto a los cubanos cantaron la conocida “Guantamera” y “Cuba que linda es Cuba”,  bailaron, se fotografiaron, contaron anécdotas…

En efecto, luego confirmé que fueron más de 300 con méritos destacados los que participaron en el Festival y que muchos no residen en Hanoi, la capital.

Con emotivas palabras, la miembro del Buró Político del Partido Comunista de Vietnam, Truong Thi Mai, rememoró su encuentro con la heroína Melba Hernandez, quien fuera Presidenta del Comité Cubano de Solidaridad con Vietnam, los actos de Cuba para apoyar la causa vietnamita, la visita de Fidel a este país en 1973, en medio de la guerra, y las actividades que se organizan en ocasión del 45 aniversario de ese histórico suceso el próximo 12 de septiembre.

La tambien presidenta de la Comisión de Movilización de Masas del CC del PCVN sostuvo que tiene recuerdos muy profundos de los intercambios con la juventud cubana.

Mientras, Nancy Coro, Primera Secretaria de la embajada de Cuba en Vietnam, evocó el llamamiento que hiciera a la juventud del mundo en la histórica Plaza de la Revolución la heroína vietnamita Vo Thi Tang.  Fue esa joven valiente quien leyó el compromiso de las nueva generación de mantener en alto las banderas de la paz, la amistad y la lucha contra el imperialismo.

Tras resaltar que en aquella ocasión el líder de la Revolución Cubana Fidel Castro expresó en la clausura  que “lo mejor de la juventud del mundo se dio cita en nuestro pais”, señalo dirigiéndose a los presentes que “parte de aquellos jóvenes están hoy aquí, en esta sala, 40 años después. “Nos honra, y hablo en nombre de todos los compañeros de la misión estatal cubana, compartir con ustedes”.

Nancy Coro rememoró que Cuba fue el primer pais en la región en acoger el Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes.

Orgullosos dijeron sentirse estos hombres y mujeres con historias hermosas de su participación en el Festival, un espacio en el que contaron las hazañas de este pueblo que no se dejó vencer por el imperialismo estadounidense y que sirvió de inspiración a varios movimientos de liberación nacional en el mundo.

Bonita y agradable mañana de sábado para recordar un Festival de la Juventud y los Estudiantes en Cuba que unió  un mes de agosto a cientos de vietnamitas hace ya cuatro décadas.

Un motivo más  para corroborar que Vietnam y su pueblo no dejan de sorprenderme.

Por Mariela Perez Valenzuela, especial para la Agencia Vietnamita de Noticias.
VNA/VNP