04/09/2018 14:31 GMT+7 Email Print Like 0

FEM sobre ASEAN se propone aprovechar oportunidades de cuarta revolución industrial

Hanoi  (VNA) – Con  el tema “ASEAN 4.0: El espíritu emprendedor y la cuarta revolución industrial”, la conferencia del Foro Económico Mundial (FEM) sobre esa agrupación regional facilitará el intercambio de conocimientos, experiencias y buenas prácticas para aprovechar las oportunidades y resolver los desafíos planteados por ese movimiento.

La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) -un emergente impulso del crecimiento global-, diseña la agenda de la reunión del FEM, a celebrarse del 11 al 13 próximo en esta capital, en concordancia con el tema identificado por el bloque para este año: “ASEAN resiliente y creativa”. 

De acuerdo con el encargado de negocios de la Embajada de Singapur en Vietnam, Tan Wei Ming, la agrupación deberá priorizar las actividades creativas e innovadoras, a la vez que fortalecer su resiliencia para adaptarse a la cuarta revolución industrial, así como a la situación global que está en constante cambio. 

Además, destacó, los países miembros necesitarán incrementar la conectividad con otras partes del mundo, aplicar nuevas tecnologías y acostumbrarse a los nuevos empleos, de forma que nadie se quede atrás en el proceso de desarrollo. 

Según datos oficiales, la ASEAN constituye la sexta mayor economía mundial, con 630 millones de personas, entre ellas 260 millones con frecuente acceso a la Internet, cifra que se prevé crezca a 480 millones para 2020. 

Google y la fundación Temasek pronosticaron que la economía digital del Sudeste Asiático alcanzará 200 millones de dólares para 2025, equivalente al seis por ciento del Producto Interno Bruto de esta región. 

Expertos evalúan que esas condiciones crean para la Asociación un mercado favorable para las actividades innovadoras, al abrir a todas las personas la oportunidad para emprender sus propios negocios creativos y acceder a los recursos, nuevos conocimientos y mercados. 

En ese sentido, añaden, se trata de una tierra fértil para el desarrollo inclusivo, así como para una revolución de los métodos de pago, servicios logísticos y para una participación más profunda de las pequeñas y medianas empresas en las cadenas de valor. 

Para adaptarse y alcanzar la prosperidad en un mundo revuelto bajo los efectos de las tecnologías, el vicecanciller de Vietnam, Bui Thanh Son, afirmó que los gobiernos y compañías de los países miembros de la ASEAN deben buscar nuevas orientaciones y soluciones. 

Por ejemplo, precisó, Singapur adoptó la iniciativa de nación inteligente, Indonesia prioriza el desarrollo de las zonas tecnológicas, mientras Bangkok aprobó la visión Tailandia 4.0. 

Por su parte, Phan Hoang Lan, representante del Ministerio de Ciencia y Tecnología de Vietnam, apuntó que Hanoi inició el despliegue de un proyecto para la creación del ecosistema para los negocios emergentes (startup) en los sectores innovadores y creativos hasta 2025. 

Según cálculos de la Organización Internacional de Trabajo, el 56 por ciento de la fuerza laboral en Malasia, Indonesia, Filipinas, Tailandia y Vietnam enfrentará el riesgo de ser reemplazada por nuevas tecnologías en las próximas dos décadas. 

Además, los negocios basados en la tecnología digital como comercio electrónico, pago inteligente y vehículos compartidos a través de aplicaciones celulares (Grab, Uber, entre otros) obligan a los gobiernos a renovar el marco legal y la gestión para garantizar un entorno competitivo, transparente y equitativo. 

Al referirse a las oportunidades y retos de la cuarta revolución industrial, el director para Asia-Pacífico del FEM, Justin Wood, subrayó que los avances tecnológicos afectarán de manera diferente a los países de la ASEAN, dada la brecha de desarrollo entre los mismos.

La población activa del bloque crece en 11 mil personas cada día y ese ritmo se mantendrá en los próximos 15 años; mientras que las robóticas están sustituyendo a los obreros en las fábricas, y la inteligencia artificial está supliendo a los trabajadores en las oficinas, señaló. 

Ante esa situación, acotó, los líderes regionales deben estudiar los efectos de la tecnología en el mercado laboral y cambiar el sistema educativo para proteger la competitividad de los recursos humanos. 

Según lo previsto, la conferencia del FEM sobre la ASEAN incluirá casi 60 sesiones de debates, centrados en la identificación de la visión del bloque sobre la integración regional, nuevos modelos de desarrollo y gestión en la era digital, recientes impulsos económicos en la cuarta revolución industrial, el desarrollo de la infraestructura inteligente y la creación de empleos.
VNA/VNP