13/04/2020 21:50 GMT+7 Email Print Like 0

Encomia medio argentino a Vietnam como ejemplo mundial en lucha contra pandemia

Buenos Aires (VNA)- “Coronavirus: el Modelo Vietnam, ejemplo mundial”, es el título de un artículo publicado en El Ojo Digital, un medio independiente en Internet con base en Buenos Aires, Argentina.

La publicación señala que el nuevo coronavirus -vector transmisor del COVID-19- lleva ya más de 60 días azotando los sistemas sanitarios de múltiples países, tras registrarse una amplificación cuasigeométrica no prevista por los distintos lideratos políticos.

En este contexto, en donde el imponderable ha llevado a gobiernos y Estados a incurrir en la metodología del “Ensayo y Error”, el pánico inicial de estadísticas funestas ha cedido a la detección y el estudio de casos exitosos -a efectos de intentar explicar esos resultados satisfactorios y llevar análogamente a la práctica aquellos ejemplos, amplió.

Destacó que uno de esos paradigmas lo consignan los logros consolidados por el gobierno de la República Socialista de Vietnam, en donde los guarismos –hasta el 10 de abril- arrojan un quebranto de apenas 257 casos -con 144 personas recuperadas- y ningún deceso por la enfermedad.

Cifras por cierto nada desdeñables, sobre una población total estimada de 95,6 millones (a 2018), valoró.

De acuerdo con el autor Matias E. Ruiz, también editor y director de El Ojo Digital desde 2005, los pretendidos milagros no suelen nacer de la inmediatez.

A lo largo de décadas, y tras años de padecimientos, sacrificio y violencia, Vietnam logró plasmar un ecosistema de cohesión social con pocos paralelos en la historia contemporánea, en donde la confianza de la ciudadanía en la dirigencia política deviene hoy casi absoluta, indicó.

Ya en pleno 2020, esta variable resulta crítica a la hora de explicar, por ejemplo, la respuesta ciudadana frente a las decisiones oficiales que hacen a procesos de cuarentena, enfatizó.

Solo una gestión creíble cuenta con la capacidad para movilizar a su ciudadanía en torno de un objetivo, y emerger de la crisis con lucimiento, concluyó.

Recordó el autor que en 2003, la gestión local de la epidemia del SARS (Síndrome Respiratorio Agudo; provocado por una variante de coronavirus) consignó una victoria para Vietnam.

Precisó que el gobierno puso en marcha una serie de medidas extremas de contención (de 'vieja escuela'), separando en hospitales específicos a personas infectadas de las sanas, y centralizándose la totalidad del proceso decisional en un comité oficial de funcionarios y entendidos en cuestiones sanitarias.

Adicionalmente, se procedió al más estricto control fronterizo -una vez se determinó que el vector había ingresado al país desde el exterior-, destinándose centenares de termómetros electrónicos para su empleo por parte de agentes aduaneros, detalló.

A medida que los pacientes comenzaban a recuperarse al cien por ciento, los nosocomios donde aquellos habían sido destinados acusaron un proceso de desinfección total y el descarte de sus camas y mobiliario: las paredes de esas instalaciones incluso fueron repintadas, y sus alfombras, destruidas, añadió.

Observó que la experiencia recogida durante el brote de SARS y el ejemplificador ratio entre movilización social y eficiencia gubernamental han encumbrado a Vietnam como modelo a seguir –a pesar de sus limitados recursos en comparación con otros países en la región.

Asimismo, realzó las medidas preventivas vietnamitas como la suspensión de visados para ciudadanos extranjeros y vuelos internacionales, el control de la inmigración, la cuarentena obligatoria aplicada para todos los ingresados al país y las normas de distanciamiento social, entre otras.

A lo largo de las últimas semanas, no solo funcionarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han lanzado loas al tratamiento que Vietnam ha dado a la crisis; esos elogios han sido reproducidos por Daniel Kritenbrink, embajador de Estados Unidos en Vietnam y otros de igual tenor de parte de Canadá, la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), y el Foro Económico Mundial, reportó.

Incluso el presidente estadounidense Donald Trump ha celebrado la cooperación médica con este país, en tanto Vietnam ha colaborado con el envío de material a naciones variopintas como Italia, España, Alemania, Francia, Laos, Camboya y el Reino Unido, subrayó.

En el epílogo, resulta casi una obviedad sentenciar que -tanto para Vietnam como para otras naciones- el tránsito hacia una relativa normalidad no sobrevendrá sin costos.

Sin embargo, y aun cuando el impacto para el sector industrial también será de magnitud, a la luz de los hechos, el gobierno vietnamita se halla en una posición envidiable para lidiar con las consecuencias de la crisis, al compararse con otras naciones del orbe./.
VNA/VNP