27/06/2020 16:01 GMT+7 Email Print Like 0

Emiten Declaración del Presidente de la 36 Cumbre de la ASEAN

Hanoi, 27 jun (VNA)- En el cargo del presidente de la ASEAN 2020, Vietnam emitió la Declaración del Presidente de la 36 Cumbre del bloque, la cual destaca la necesidad de intensificar la solidaridad, cooperación, unidad, conciencia e identidad del bloque.

El documento, emitido al cierre de la magna cita del grupo la víspera, resalta también la importancia de elevar la capacidad de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) en el aprovechamiento de las oportunidades y en respuesta a los desafíos en el contexto de un mundo cambiante.

De acuerdo con el texto, los líderes del bloque reafirmaron la importancia de mantener una estructura regional abierta y transparente, sobre la base del derecho, con el protagonismo de la ASEAN.

Acordaron continuar impulsando la conexión entre los mecanismos de cooperación dirigidos por la agrupación como el Foro de Asia Oriental (EAS), el Foro Regional de la ASEAN (ARF) y la Conferencia ampliada de ministros de Defensa (ADMM ).

Reiteraron el compromiso de materializar la Visión de la Comunidad de ASEAN 2025 y reafirmaron la voluntad de mantener y promover la paz, la seguridad y la estabilidad en la región.

Abogaron por solucionar las disputas por medios pacíficos, incluyendo el respeto a los procesos jurídico y diplomático, sin recurrir al uso o a la amenaza con utilizar la fuerza, en consonancia con las leyes internacionales, sobre todo la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982 (UNCLOS).

Aprobaron la Declaración de Visión de los líderes del bloque sobre una ASEAN cohesiva y adaptativa, mostrando así el fuerte compromiso de mantener la solidaridad, unidad y el papel central del grupo en la solución de desafíos emergentes.

Los dirigentes de la ASEAN destacaron los esfuerzos regionales en la lucha contra el COVID- 19, así como en la mitigación de sus impactos.

Sobre la Comunidad de Política- Seguridad, los titulares reconocieron los resultados alcanzados con el 96 por ciento de las acciones del Plan general sobre el tema desplegadas.

Reafirmaron al Tratado de Amistad y Cooperación en la región (TAC), garantizando que el Sudeste Asiático es una zona libre de armas nucleares y armas de destrucción masiva.

Aseguraron que se realizará el Plan de Trabajo de Bali 2019- 2025 para solucionar radicalmente el extremismo y extremismo violento en la región y prometieron aumentar la cooperación en la gestión fronteriza y lucha contra el tráfico de drogas.

Propusieron respaldar a Timor Leste para elevar su capacidad y evaluar su solicitud de incorporarse a la organización.

Apreciaron los resultados del Comité intergubernamental de la ASEAN sobre los derechos humanos en la promoción y defensa de los mismos, y estimularon al Instituto de Paz y Reconciliación de la ASEAN a continuar impulsando el papel de las mujeres en los procesos de paz.

Coincidieron en promover aún más el apoyo y la cooperación de socios en cuatro sectores: la navegación marítima, la conectividad, el desarrollo sostenible y la cooperación económica.

En cuanto a la Comunidad Económica, los líderes de la ASEAN se pronunciaron por garantizar el crecimiento económico sostenible, equitativo e integral, y proteger la economía ante los riesgos e incertidumbres globales.

Se comprometieron a mantener abiertos los mercados y coordinar medidas para mitigar las afectaciones del COVID- 19, y destacaron la importancia de aumentar el comercio e inversión dentro del bloque, así como el papel del sector privado en la recuperación postpandémica.

Aplaudieron 13 iniciativas económicas en 2020 y expresaron su confianza en que estas contribuirán a fortalecer la integración y la conectividad económica interna de la ASEAN.

Al hacer hincapié en el papel de las tecnologías, confirmaron la determinación de aprovechar de manera efectiva la cuarta revolución industrial, con vistas hacia la economía digital.

Reiteraron su disposición de implementar los acuerdos de libre comercio entre la ASEAN y los socios, y manifestaron la aspiración de que se firme el Acuerdo de Asociación Económica Integral Regional (RCEP) a finales de este año.

Con respecto a la Comunidad Sociocultural, los dirigentes se comprometieron a construir una Comunidad más conectada que ofrece mayores beneficios a la población y sin dejar que nadie se quede atrás en el proceso del desarrollo.

Con el deseo de intensificar la colaboración en el cumplimiento de los objetivos del desarrollo de las Naciones Unidas y promover la identidad de la ASEAN, los participantes aprobaron la Declaración sobre el desarrollo de recursos humanos en un mundo cambiante de trabajo.

Expresaron su apoyo al establecimiento del Consejo de Ecuación y Formación Técnica y Enseñanza Vocacional de la ASEAN; la protección de los derechos de los trabajadores migrantes; la solución de la desigualdad de género; la defensa de los niños y las personas con discapacidad; y el empoderamiento de las mujeres.

Patentizaron el respaldo a los esfuerzos humanitarios por la repatriación y el desarrollo sostenible en el Estado de Rakhine de Myanmar, así como a las labores realizadas por ese país para garantizar la seguridad de todas las comunidades en esa región.

Abogaron por luchar contra las noticias falsas y aumentar la coordinación entre los países miembros contra la divulgación de las informaciones infundadas relativas al COVID- 19.

Sobre las relaciones exteriores del bloque, los dirigentes de la ASEAN ponderaron la importancia de incentivar la cooperación con los socios y organizaciones internacionales en el combate al coronavirus y otras situaciones de emergencia de salud pública.

Aplaudieron el papel de dos integrantes del grupo, Vietnam e Indonesia, en el cargo de miembros no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Sobre los temas de actualidad regional e internacional, los líderes de la ASEAN ratificaron la importancia de mantener y promover la paz, estabilidad, seguridad y libertad de la navegación marítima y aérea en el Mar del Este.

Destacaron la necesidad de cumplir de forma plena y efectiva la Declaración de Conducta de las partes concernientes en el Mar del Este (DOC), con vista hacia un Código al respecto.

Tras expresar sus preocupaciones sobre los recientes sucesos en esa zona marítima, que erosionan la confianza, aumentan la tensión y podrían socavar la paz, seguridad y estabilidad en la región, afirmaron la necesidad de fortalecer la confianza mutua, actuar con moderación, evitar las acciones que compliquen la situación y resolver los diferendos por vías pacíficas.

Destacaron la importancia de la desmilitarización y la moderación por parte de los reclamantes y otros Estados en la realización de todas las actividades en la zona.

Sobre la Península Coreana, los dirigentes exhortaron al diálogo y la cooperación para establecer la paz y la estabilidad duradera, y al cumplimiento cabal de todas las resoluciones relativas del Consejo de Seguridad de la ONU.

Afirmaron que la ASEAN está dispuesta a desempeñar un papel constructivo mediante la aplicación de los mecanismos dirigidos por el bloque para promover el diálogo de paz entre las partes concernientes./.
VNA/VNP