14/05/2020 10:03 GMT+7 Email Print Like 0

El Presidente Ho Chi Minh en Tailandia: una estancia fructífera para la liberación nacional

Hanoi (VNA)- El Presidente Ho Chi Minh dedicó los primeros días tras su regreso de Europa, en la provincia tailandesa de Phichit, a prepararse para el establecimiento de un partido único en Vietnam.

Después de su viaje en busca de soluciones para liberar al país, que se prolongó 17 años, el héroe de la independencia nacional llegó a Bangkok en julio de 1928, y aunó esfuerzos para fomentar el patriotismo entre sus compatriotas radicados allí.

Durante su estancia en Bangkok, a menudo se albergaba en las pagodas vietnamitas como Mongkhol Samalkhol, Somsanam Boriharn y Locunukho, y posteriormente, se mudó al subdistrito de Ban Dong, en Phichit, donde vivían más de 20 familias connacionales y organizó reuniones.

El Tío Ho, como lo llama cariñosamente el pueblo vietnamita, y algunos de sus camaradas se dirigieron luego al noreste de Tailandia, donde había también muchos compatriotas.

El líder de la revolución nacional trajo un soplo de aire fresco al movimiento patriótico entre los vietnamitas en ultramar, ganándose el amor, respeto y admiración no solo de sus conterráneos  sino también de las autoridades locales.

En diciembre de 2013, el Gobierno de Bangkok inició la construcción de un sitio histórico y museo dedicado al presidente Ho Chi Minh dentro del Centro de Amistad Tailandia-Vietnam en Ban Dong, ubicado a 350 kilómetros de la capital.

En la ceremonia de inauguración, el ministro tailandés de Turismo y Deportes, Weerasak Kowsurat, y el gobernador de Phichit, Weerasak Wichitsaengsri, mostraron su confianza en que la obra contribuya a estrechar los nexos binacionales.

Se trata del tercer espacio dedicado al Tío Ho en Tailandia, el cual acapara, junto con otros dos sitios en las provincias de Udon Thani y Nakhon Phanom, la atención de miles de vietnamitas en todo el mundo./.
VNA/VNP