05/05/2021 10:12 GMT+7 Email Print Like 0

Cumplen soldados médicos vietnamitas misión en Sudán del Sur

Hanoi (VNA)- Superando cuantiosas dificultades provocadas por la pandemia del COVID-19 en un país azotado por conflictos, los médicos vietnamitas del hospital militar de las operaciones de paz en el Sudán del Sur cumplieron de manera excelente su misión. 

“El vuelo C17 despegó de la capital Juba y aterrizó en el aeropuerto internacional de Noi Bai, Hanoi. Al momento de regresar a la patria me sentí emocionada”, compartió la teniente Cao Thuy Dung, enfermera auxiliar del hospital de campaña de segundo grado número 2.

Dung fue una de los soldados vietnamitas que cumplió la misión de mantenimiento de la paz en el país surafricano desde noviembre de 2019. Su tarea debía terminar en un año, pero por el COVID-19, duró otros seis meses.

Superar las dificultades generadas por el COVID-19

El nuevo coronavirus estalló en Sudán del Sur en abril de 2020. Desde entonces, el hospital de campaña enfrentó la escasez de equipos y materiales médicos. Los artículos llevados de Vietnam se agotaban, mientras el abastecimiento era imposible debido al cierre de la frontera y la suspensión de los vuelos internacionales y nacionales. 

Sudán del Sur está devastado gravemente tras una década por conflictos y guerras, la vida de los pobladores locales enfrenta numerosas dificultades. Ante el “tsunami” llamado COVID-19, la situación empeoró.

“Tenemos que ahorrar cada mascarilla médica y cada pastilla para asegurar tanto el cumplimiento de la misión como el trabajo de prevención y reserva en caso que se estrelle la pandemia con gran cantidad de pacientes”, compartió Vo Van Hien, director del hospital.

Bentiu, donde se ubica el hospital de campaña vietnamita, es un área complicada con escasas  instalaciones sanitarias, sin condiciones para realizar pruebas, lo que hace que las enfermedades se propaguen fácilmente.

Pese a tales dificultades, el hospital mantuvo el funcionamiento de la línea directa las 24 horas los siete días de la semana, sin dejar ningún caso con síntomas de enfermedad, dijo Van Hien.

También organizamos con frecuencia cursos de entrenamiento y realizamos simulacros para garantizar la seguridad de los funcionarios y trabajadores del hospital, agregó.

Con la determinación de cumplir la misión

La aparición de la pandemia del COVID-19 en el mundo se convirtió en un desafío sin precedentes para las operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU.

Hay momentos en que el personal del hospital estaba muy preocupado cuando la situación política y de seguridad en el área se volvió tensa, la epidemia se complicó o cuando algún compañero o familiar enfermó.

Sin embargo, los casos azules vietnamitas se unieron y juntos superaron todas las dificultades, cumpliendo la misión noble y humanitaria encomendada por el Ejército Popular de Vietnam.

Los soldados están extremadamente orgullosos de contribuir con su responsabilidad a la misión general del ejército y de la nación.

Siento el gran significado al ser una parte del Ejército Popular de Vietnam y haberme incorporado a las operaciones de paz, contribuyendo a promover la imagen del país ante los amigos internacionales, dijo la enfermera auxiliar Thuy Dung. /.
VNA/VNP