02/11/2019 22:01 GMT+7 Email Print Like 0

Critican expertos rusos acciones ilegales de China en Mar del Este

Moscú (VNA)- Las recientes actividades de China en el Mar del Este son contrarias a las leyes internacionales, incluida la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) de 1982, coincidieron expertos en un seminario científico celebrado en la Universidad de Justicia de Rusia.

La conferencia contó con la participación de muchos científicos, profesores, investigadores de posgrado y estudiantes de las principales escuelas de derecho de este país euroasiático.

Después de presentar a los delegados un cortometraje sobre las acciones ilegales de China en esa área, el doctor Grigory Lokshin, un destacado experto del Centro de Investigación sobre Vietnam y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), del Instituto del Lejano Oriente, adscrito a la Academia de Ciencias de Rusia, analizó que la reciente incursión de barcos chinos en la Zona Económica Exclusiva (ZEE) y la plataforma continental de Vietnam no solo viola gravemente la soberanía del país indochino, sino que también es contraria al derecho internacional.

Afirmó que el gigante asiático no tiene ninguna base jurídica para reclamar esas aguas.

Los movimientos de China han convertido al Mar del Este en un punto de atracción internacional, señaló, y citó como ejemplo además el aterrizaje de prueba de aviones en una pista construida ilegal en el arrecife Chu Thap (Riery Cross) en el archipiélago vietnamita de Truong Sa (Spratly) y la militarización por parte de Beijing de entidades artificiales en esas aguas, entre otros.

Según Lokshin, China intenta convertir un área sin disputas o reclamos superpuestos en el Mar del Este en una disputada, mientras obstaculiza las actividades legales de petróleo y gas de Vietnam y Rusia en esa zona.

El Mar del Este es ahora una zona muy peligrosa y requiere la responsabilidad de los países costeros como Malasia, Indonesia, Filipinas, Vietnam y Brunéi, indicó.

Estos países necesitan formar un grupo para reclamar sus derechos legales a fin de resolver las actuales controversias, añadió.

Su opinión fue compartida por Dmitri Mosyakov, director del Centro de Estudios del Sudeste Asiático, Australia y Oceanía del Instituto de Estudios Orientales de la Academia de Ciencias de Rusia, quien enfatizó el estado de derecho en las negociaciones sobre un Código de Conducta (COC) en el Mar del Este.

Los oradores afirmaron que todas las partes deben respetar las leyes internacionales reconocidas, incluida la UNCLOS de 1982, de la cual China es signataria./.
VNA/VNP