02/08/2019 14:49 GMT+7 Email Print Like 0

Asiste Australia a ASEAN en lucha contra tráfico de personas

Bangkok (VNA)- El Gobierno australiano se comprometió a destinar una asistencia de 55 millones de dólares para la lucha contra el tráfico de personas en el Sudeste Asiático, y solucionar el problema de la “esclavitud en la era moderna”  en esa región, según informó un funcionario del país oceánico.

Así lo afirmó la ministra de Asuntos Exteriores de Australia, Marise Payne, en el marco de la celebración de la 52 Conferencia de Cancilleres de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (AMM-52), que se desarrolla en la capital tailandesa.

La financiación forma parte de la estrategia de 10 años de Australia, la cual tiene como objetivo de rescatar a las víctimas, y asegurar el castigo a los delincuentes,  e incluye programas de entrenamiento a policías y jueces al servicio de las investigaciones, así como juicios contra las redes de criminales, indicó la titular.

Entre las principales causas del creciente aumento del tráfico transnacional de personas, se destacan la corrupción, la desigualdad entre los niños y grupos de individuos vulnerables, así como la incesante demanda de fuerza laboral barata, especialmente en oficios como la pesca y la construcción.

Al referirse a la situación regional, Payne recordó, en particular, la crisis de la minoría musulmana de Myanmar, los Rohinyá, quienes desde 2017 fue objeto, según la ONU, de una limpieza étnica por parte de las autoridades myanmenas que obligaron a la mayoría de sus integrantes a refugiarse en la vecina Bangladés.

Por otra parte, según dijo, Tailandia es considerada un punto central de las actividades de tráfico ilegal de hombres, mujeres y niños desde países menos desarrollados como Laos, Camboya y Myanmar.

Según datos oficiales, en 2015  del cuatro al 23 por ciento de los cuatro millones de inmigrantes en ese país, fueron víctimas de la trata de personas. 

La canciller reiteró el compromiso de las autoridades australianas de cooperar con las naciones sudesteasiáticas y sus socios,  para proyectar una solución de este  problema, a largo plazo y sosteniblemente.
VNA/VNP