28/07/2020 16:44 GMT+7 Email Print Like 0

ASEAN unida por una comunidad cohesiva y adaptativa

Hanoi, 28 jul (VNA)- Gracias a la solidaridad entre sus países miembros y al apoyo y cooperación de los socios,  la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) ha asegurado la implementación efectiva de sus objetivos de colaboración e integración en 2020, y ha logrado controlar inicialmente la pandemia del COVID-19, en aras de la recuperación y desarrollo.

Así lo destacó el miembro del Buró Político, viceprimer ministro y canciller de Vietnam, Pham Binh Minh, en un artículo publicado hoy en la prensa nacional, con motivo del 25 aniversario de la adhesión del país al bloque regional.

El subjefe del gobierno puso de relieve el significado del 28 de julio de 2020 que marca un cuarto del siglo de la incorporación de Hanoi a la ASEAN y el año en que Vietnam ejerce la presidencia rotativa por la segunda vez de la ASEAN.

A continuación, la Agencia Vietnamita de Noticias presenta extractos del artículo:

“La integración al grupo en 1995 es uno de los hitos importantes en la historia de las relaciones exteriores de Vietnam y en el desarrollo de la ASEAN porque llevó al Sudeste Asiático de la confrontación al diálogo, de la sospecha a la confianza y de la división a la solidaridad.

Para la ASEAN, la admisión de Vietnam como su séptimo miembro ayudó a acelerar el proceso de expansión de la agrupación a los 10 países actuales, fortaleciendo así la paz y la estabilidad en un área de especial importancia geopolítica y geoeconómica, y el centro que conecta el Pacífico y el océano Índico.

Los últimos 25 años han sido testigos de un fuerte cambio de la ASEAN. Hasta la fecha, los 10 países del Sudeste Asiático se han convertido en una comunidad unificada con una creciente posición en Asia-Pacífico y en el mundo.

Hasta 2019, la ASEAN cuenta con una población de 650 millones de personas, con un Producto Interno Bruto de más de 3,2 billones de dólares y una facturación comercial de 2,8 billones de dólares.

En particular, la Comunidad de la ASEAN se estableció el 31 de diciembre de 2015, para hacer del bloque una comunidad de cohesión política y conectividad económica con responsabilidad social compartida.

La agrupación regional se considera hoy como un modelo de éxito en la cooperación regional. Los foros iniciados por la ASEAN han reunido a muchos países y son valorados por las principales potencias.

La ASEAN también ha ampliado las relaciones con socios, convirtiéndose en una contraparte importante de las potencias dentro y fuera de la región. De hecho, el papel de la ASEAN se ha afirmado a través de los mecanismos establecidos y dirigidos por la agrupación como el Foro Regional (ARF), la Cumbre de Asia Oriental (EAS) y la Reunión Ministerial ampliada de Ministros de Defensa (ADMM Plus).

El grupo ha expresado de forma notable su firme postura en el mantenimiento de la paz y la estabilidad en el Mar del Este y la región, reflejada en el cumplimiento de la Declaración sobre la Conducta de las partes concernientes en esa zona marítima (DOC) y las negociaciones sobre un Código al respecto.

Vietnam se ha confirmado como una parte inseparable de la ASEAN y el Sudeste Asiático. La política sobre la agrupación se ha convertido en una parte importante de la política exterior del país, lo que se enfatiza en los documentos y resoluciones del Partido Comunista sobre asuntos exteriores.

Inmediatamente después de unirse al bloque regional en 1995, Vietnam promovió activamente la adhesión de los demás países del Sudeste Asiático a la ASEAN.

Laos, Myanmar y Camboya se unieron a la agrupación en 1997 y 1999, respectivamente, eventos que convirtieron el sueño de una ASEAN integrada por los 10 países del Sudeste Asiático se ha hecho realidad.

Como miembro de la ASEAN, Hanoi ha sido proactivo, activo y responsable al participar en los asuntos de la asociación, incluida la elaboración de la Carta de la ASEAN (2008) y la hoja de ruta para el establecimiento de la Comunidad regional (2009-2015), entre otros planes importantes.

La incorporación a esa organización regional también ha brindado beneficios importantes y prácticos a Vietnam.    

En primer lugar, la ASEAN es una de las bases importantes para el proceso integracionista de este país al crear un entorno internacional favorable para la causa de la construcción y defensa nacional.

En los últimos 25 años, Vietnam y otros países miembros del bloque han logrado construir una región amigable, cooperativa y libre de guerra.

Junto con la promoción de la cooperación de la ASEAN, Hanoi ha establecido marcos de asociación estratégica e integral con países vecinos, de la región, potencias y otros importantes socios. El creciente papel en la agrupación ayuda a Vietnam a conseguir el apoyo internacional para proteger los intereses de seguridad y desarrollo, incluida la cuestión del Mar del Este.

En segundo lugar, unirse a la ASEAN ayudó a la nación a integrarse más profundamente en el mundo, movilizar recursos para el desarrollo y mejorar la fuerza integral.

Siguiendo su adhesión a la ASEAN, Vietnam ha participado activamente en el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), el Encuentro Asia-Europa (ASEM) y la Organización Mundial del Comercio (OMC), así como los Tratados de Libre Comercio, lo que le ha permitido acelerar las reformas, expandir su mercado, aumentar las exportaciones y atraer más inversiones, impulsando así el crecimiento económico durante los últimos años.

En tercer lugar, la adhesión al bloque ayuda a Vietnam a elevar gradualmente el nivel de diplomacia multilateral y elevar la posición internacional del país.

El país desempeñó de esa manera misiones importantes como el cargo de miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en 2008-2009 y este año y de presidente de APEC en 2006 y 2017, además de participar activamente en el desarrollo de las "reglas del juego" internacionales y en la cooperación para enfrentar desafíos globales como el cambio climático y la pandemia del COVID- 19.

Por último, el proceso de integración a la ASEAN durante 25 años ha capacitado y mejorado la capacidad del personal de Vietnam en este campo, especialmente los funcionarios encargados de asuntos multilaterales.

La forma en que la ASEAN supera las tormentas inesperadas e impredecibles causadas por la pandemia de COVID-19 demuestra la cohesión y la adaptación proactiva de la ASEAN, determinado y firme ante cualquier adversidad.

Más que nunca, comprendemos la importancia del pensamiento comunitario y la acción comunitaria. Como enfatizó el primer ministro Nguyen Xuan Phuc: “los esfuerzos individuales deben reunirse, trascender a lo nacional, convertirse en una acción conjunta de toda la Comunidad ASEAN"./.
VNA/VNP