03/05/2020 17:01 GMT+7 Email Print Like 0

Amigos nipones profundizan la relación entre Vietnam y Japón

Superando los obstáculos del idioma, la cultura y el estilo de vida, los voluntarios Obikane Yasuo, Ito Mai, Shuto Mika y Nagase Ippei han hecho todo lo posible para cultivar la amistad entre Japón y Vietnam a través de sus trabajos prácticos y significativos en Da Nang y Hue en un período de dos años, bajo el Programa de voluntarios de cooperación extranjera de la Agencia Japonesa para la Cooperación Internacional (JICA).
Shuto Mika es profesora de japonés en la Universidad de Idiomas Extranjeros perteneciente a la Universidad de Da Nang. Además de dar clases, pasa mucho tiempo estudiando la cultura vietnamita y ha tenido experiencias interesantes en Da Nang. Shuto Mika es amante del ao dai, y quiere aprender el estilo de vida optimista de los vietnamitas, que a pesar de las dificultades siempre miran hacia adelante.

El doctor Obikane Yasuo enseña a los estudiantes del Colegio Industrial de Hue técnicas de creación de vehículos aéreos no tripulados (UAV, por sus siglas en inglés). Es un experto en ingeniería aeroespacial y ha sido voluntario en muchos países. Con el deseo de ayudar al desarrollo de Vietnam, eligió a Hue como destino para su nuevo mandato. Comparte con entusiasmo sus conocimientos con los jóvenes vietnamitas y espera que algún día puedan dominar uno de los principales campos tecnológicos del mundo, que es la producción de UAV. En Hue, Obikane Yasuo ha tenido muchas experiencias interesantes. “El idioma vietnamita es demasiado difícil de aprender, pero la comida es buena, especialmente las verduras”, compartió.

 
 

 Nagase Ippei ofrece terapia de rehabilitación en Hue. Foto: Thanh Hoa


Nagase Ippei ofrece terapia de rehabilitación en Hue. Foto: Thanh Hoa


Nagase Ippei  y su paciente. Foto: Thanh Hoa

Nagase Ippei trabaja como fisioterapeuta en el Hospital de Rehabilitación de la provincia de Thua Thien Hue. Al igual que Shuto Mika y Obikane Yasuo, él tiene dificultades con el idioma, sin embargo, la calidez y la amabilidad de sus colegas vietnamitas le ayudan a superar todo. Con sus experiencias acumuladas durante los años de trabajo como jefe del equipo de técnicos de fisioterapia en el Hospital de la Universidad de Salud Fujita, en Japón, Nagase Ippei ha tratado a los pacientes con todo su corazón y ayudado a los técnicos del hospital de Thua Thien Hue a mejorar sus habilidades profesionales. 
 

Libros en japonés en la clase de Shuto Mika. Foto: Thanh Hoa


 Shuto Mika y estudiantes en una actividad grupal. Foto: Thanh Hoa


 Mostrando a  estudiantes cómo tocar la cítara de 16 cuerdas (Dan tranh). Foto: Thanh Hoa


 Mostrando a  estudiantes cómo tocar la cítara de 16 cuerdas (Dan tranh). Foto: Thanh Hoa
 

 

El voluntario Obikane Yasuo es un experto en ingeniería aeroespacial. Trabaja en el Colegio Industrial de Hue en la actualidad. Foto: Thanh Hoa 


El voluntario Obikane Yasuo en una clase en la actualidad. Foto: Thanh Hoa 


 Con estudiantes en una lección sobre producción de vehículos aéreos no tripulados. Foto: Thanh Hoa


 
Con estudiantes en una lección sobre  teoría de producción de vehículos aéreos no tripulados. Foto: Thanh Hoa

En comparación con sus tres compatriotas, Ito Mai habla mejor vietnamita, lo cual es conveniente para cuidar y enseñar a niños con discapacidad intelectual en el Centro de Investigación y Desarrollo de Educación Especial Uoc mo xanh (Sueño azul). El trabajo es duro, pero el amor de los pequeños le inspira a seguir con su labor en Da Nang, en donde ha puesto todo su amor desde el primer día de su llegada./.


 La voluntaria Ito Mai cuida y enseña a niños con discapacidades intelectuales. Foto: Thanh Hoa


 Mostrando cómo hacer comida. Foto: Thanh Hoa


Mostrando cómo confeccionar juguetes de papel. Foto: Thanh Hoa 

El Programa de voluntarios de cooperación extranjera de la Agencia Japonesa para la Cooperación Internacional (JICA) se lanzó en Vietnam en 1995. Más de 600 voluntarios han sido enviados a trabajar en todas las provincias y ciudades del país. Actualmente hay más de 40 voluntarios de JICA que implementan actividades en diferentes campos como enseñanza del idioma japonés, atención médica, deportes, educación, turismo, bienestar social, agricultura, silvicultura y desarrollo local.
 
Por Thanh Hoa