13/03/2018 14:28 GMT+7 Email Print Like 0

Aceleran preparación para Cumbre de Subregión del Gran Mekong en Vietnam

Hanoi, 13 mar (VNA) - Altos funcionarios de la Subregión del Gran Mekong (GMS, inglés), incluidos Camboya, Laos, Myanmar, Tailandia, China y Vietnam, y representantes del Banco Asiático para el Desarrollo (BAD), se reunieron en esta capital para deliberar los preparativos de la sexta Cumbre regional, programada a finales de este mes.

En la reunión, los participantes intercambiaron puntos de vista sobre la agenda de la cumbre, el contenido de los documentos que se presentarán a los dirigentes de los países miembros y los preparativos relacionados con la recepción, la logística y los medios de comunicación.

El Programa de Cooperación Económica de la Subregión del Gran Mekong lo establecieron en 1992 Camboya, China, Laos, Myanmar, Tailandia, y Vietnam, países que comparten el cauce de ese río.

La reunión también reúne a ministros y delegaciones del GMS, funcionarios del BAD y representantes del Foro Empresarial del GMS.

El programa prioriza el desarrollo de la infraestructura, la energía, las telecomunicaciones, el turismo, el comercio, la inversión, los recursos humanos y el medio ambiente.

Para alcanzar el objetivo común de convertir el GMS en una región próspera, integrada y armoniosa, los dirigentes de los países miembros aprobaron un marco estratégico de 10 años en la cuarta Cumbre en Filipinas en 2011, convirtiéndolo en una base para las orientaciones de cooperación de la región.

Durante los últimos años, la colaboración multilateral se ha ampliado en distintos campos, lo que impulsa las relaciones entre los países participantes.

Vietnam ha unido activamente a la iniciativa de cooperación económica de GMS desde su creación y su participación ha permitido resultados positivos en el desarrollo económico y la reducción de la pobreza.

Hasta diciembre de 2016, los proyectos de cooperación dentro del marco de GMS se valoraron en cinco mil 630 millones de dólares, de los cuales el 87 por ciento correspondieron al transporte y el 7,9 por ciento al desarrollo urbano.
VNA/VNP