16/02/2016 14:42 GMT+7 Email Print Like 0

Premier: TPP creará fuerza motriz para avance socioeconómico de Vietnam

Hanoi, 16 feb (VNA)- El Tratado de Asociación Transpacífico (TPP, en inglés), junto con el Tratado de Libre Comercio (TLC) con la Unión Europea (UE), creará nueva fuerza de impulso para el desarrollo socioeconómico de Vietnam, observó el primer ministro Nguyen Tan Dung.

En un artículo titulado “El Tratado de Asociación Transpacífico, oportunidades y desafíos - Nuestra acción”, el jefe de Gobierno enfatizó que esos acuerdos contribuirán a estimular las exportaciones vietnamitas a las mayores economías mundiales, especialmente los 28 países de la UE y 12 estados miembros del TPP, con respectivos productos internos brutos de más de 18 y 20 billones de dólares.

Por otro lado, la participación en el TPP y el TLC con UE se considera un nuevo paso en el cumplimiento de la consecuente política exterior de independencia, autodeterminación, multilateralización, diversificación y elevación de la posición del país en la arena internacional, especialmente en una zona con una competencia estratégica cada vez más ardua, continuó.

Remarcó que el TPP figura como un tratado con un acceso integral a los mercados que garantiza la libre circulación a un nivel más alto de las mercancías, servicios, capital y tecnología mediante el compromiso de eliminar rápidamente los impuestos aplicados a las exportaciones e importaciones y también las barreras no arancelarias.

El TPP contribuye en gran medida además a crear un entorno de negocios equitativo e imparcial y favorece el comercio y las inversiones, añadió

Mediante esos aportes, brinda numerosas ventajas para la producción y los trabajadores, subrayó.

Agregó que el TPP impulsará el establecimiento de una red productiva y una nueva cadena suministradora en el mercado integrado por 12 países miembros, facilitará el fuerte desarrollo del comercio interior, elevará la eficiencia de los negocios, estimulará el crecimiento, respaldará la creación de puestos de trabajo y coadyuvará a mejorar las condiciones de vida de los pobladores, así como contribuirá a solventar los desafíos en la economía contemporánea.

Acentuó que el convenio respeta las instituciones políticas de cada estado y respalda la exigencia de observar integralmente las leyes nacionales, conforme a los compromisos internacionales.

Al lado de las ventajas, el premier señaló diferentes dificultades generadas por el TPP, entre ellas, la ardua competencia en el mercado nacional respecto a los tres aspectos: salida de los productos, operaciones de las empresas y potencia de los países, especialmente en la calidad institucional y el entorno de negocios.

Ante esa presión, se requiere la adopción eficiente de una estrategia para el desarrollo rápido y sostenible a fin de evitar la bancarrota de algunas compañías, la pérdida de puestos de trabajo de una parte de trabajadores, los impactos negativos en la agricultura y el aumento de la brecha de desarrollo social, notificó.

Recomendó además empeñarse en perfeccionar el sistema legal, fomentar la capacitación del personal, elevar las habilidades del contingente de cuadros, especialistas técnicos y jurídicos.

Exigió también prestar atención a asegurar la eficacia de las labores de la Confederación Nacional de Trabajo y del aparato político.

Hizo hincapié en la importancia de ser conscientes de los esfuerzos de los sujetos: el Estado, la población y la comunidad empresarial para convertir las oportunidades en la fuerza económica interna.

Las empresas son consideradas el factor que decide la competitividad en el nivel marco, es por eso que ese grupo debe desplegar de forma creativa y activa diferentes medidas encaminadas a fomentar la capacidad suministradora, agregó.

Al referirse a las instituciones administrativas nacionales- elemento decisivo de la competitividad en nivel macro y el avance de una economía-, urgió a determinar claramente los nexos entre el Estado, el mercado, la comunidad empresarial y la sociedad.

El Estado, a su vez, debe cumplir eficientemente el papel de impulsar el progreso, asegurar la macroeconomía, establecer un sistema legal sólido y un aparato administrativo favorable para los negocios transparentes, insistió.

Si el mercado se dedica a la movilización, distribución y uso eficiente de los recursos, las compañías deciden por su propio esfuerzo sus operaciones en los campos legales. Mientras tanto, la sociedad, mediante la opinión pública, desempeña el papel de contribuir, criticar y supervisar el cumplimiento de las políticas en aras de limitar las deficiencias del mercado nacional y las actividades del Gobierno, observó.

Con el objetivo de garantizar una integración internacional exitosa y una observancia con eficacia de los TLC, es necesario elaborar resoluciones adecuadas del Partido Comunista y la Asamblea Nacional y un programa de acción del Gobierno, los niveles y la comunidad empresarial, recomendó.

Exhortó a agilizar las labores de comunicación con miras a garantizar el consenso y unanimidad en acciones, fomentar la competitividad e impulsar un avance sostenible y dinámico de la economía nacional.
VNA/VNP