17/06/2015 15:22 GMT+7 Email Print Like 0

Diputados vietnamitas analizan reestructuración de empresas estatales

Hanoi, 17 jun (VNA) – Legisladores vietnamitas apreciaron altamente el plan gubernamental sobre la conversión a sociedad anónima de las empresas estatales pero a su vez señalaron las ineficiencias y dieron propuestas para acelerar este proceso. 

La equitización de las compañías con capital estatal constituye pilar en la reestructuración de las mismas calificada como fundamental tarea en el plan quinquenal de desarrollo socioeconómico de Vietnam cuya implementación llegará a su conclusión en 2015. 

Este año el gobierno exige finalizar la conversión de 289 empresas para cumplir la meta del total de 432 en el periodo 2011 – 2015. 

En una entrevista con la Agencia vietnamita de Noticias al margen del noveno periodo de sesiones de la Asamblea Nacional (AN), Tran Hoang Ngan, diputado de Ciudad Ho Chi Minh y miembro de la Comisión de Asuntos Económicos de la AN, afirmó que lo más importante es cambiar el modelo administrativo. 

En realidad, las transformadas a sociedades anónimas generan grandes valores económicos, por ejemplo el grupo lechero Vinamilk, pero el gobierno aún debe dar pasos más drásticos para concluir con éxito ese plan, como preparativo para la integración global de la economía nacional, subrayó. 

Además, en perspectivas de que la eliminación de una amplia gama de barreras arancelarias afectará la balanza del presupuesto estatal, los ingresos por dividendos y ganancias de esas compañías serán una compensación, agregó. 

Sugirió al gobierno a ofrecer con prontitud un paquete de asistencia para que las empresas puedan acceder a recursos crediticios a largo o mediano plazo, con tasa de interés favorable y sostenible. 

Este financiamiento las ayudará a renovar las tecnologías y máquinas, aumentando la productividad y calidad de mercancías, argumentó. 

Para Do Van Ve, representante de la provincia norteña de Thai Binh, presidente de la Asociación de jóvenes empresarios locales y miembro de la Comisión de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de la AN, la reforma de estas firmas propulsará la producción y el comercio y creará un entorno de igualdad entre los sectores económicos. 

Sin embargo, señaló, ralentiza este proceso la complejidad en calcular el valor de la marca y bienes de algunas corporaciones que han logrado construir su fama y prestigio por muchos años. 

Otro desafío para las empresas vietnamitas es identificar sus socios estratégicos. 

Si venden acciones a contrapartes que operan en su mismo ámbito, estos competidores buscarán ganar e incluso dominar el mercado; pero de la otra manera, los inversores en esfera ajena no aceptarán los precios bien elevados ofrecidos por las fuertes marcas vietnamitas, ya que su objetivo es obtener ganancias mayores posibles, explicó. 

Notablemente, en caso de socios extranjeros, la adquisición podrá conducir a la pérdida de marcas nacionales a manos foráneas, añadió. 

Asimismo, la cuestión para el gobierno y las compañías estatales es proteger los nombres comerciales de Vietnam y al mismo tiempo cumplir con éxito la equitización, enfatizó. 

Aunque las vigentes medidas del gobierno producen positivos resultados, es necesario exhortar a las empresas a elaborar sus propios criterios para la conversión, especialmente para la selección de contrapartes estratégicas, sugirió. 

Además, el gobierno deberá promulgar otros documentos legales más concretos para resolver dificultades que enfrentan las firmas, remarcó.
VNA/VNP