16/07/2016 18:24 GMT+7 Email Print Like 0

China debe respetar derecho internacional, dijo Joe Biden

Sídney, 16 jul (VNA) - China debe cumplir con las normas internacionales como otros países, expresó el vicepresidente de Estados Unidos Joe Biden en su comentario publicado hoy en el periódico australiano Sydney Morning Herald.

Estados Unidos instó a tanto China como Filipinas a acatar el recién emitido dictamen de la Corte Permanente de Arbitraje (PCA, inglés), que rechazó las reclamaciones de Beijing sobre “derechos históricos” en las áreas marítimas dentro de la llamada “línea de los nueve puntos”, en el Mar del Este, dijo.

Biden, que está en Australia para promover la cooperación militar entre ambos países, destacó la importancia de la garantía de la libertad de navegación marítima.

A principios de este semana, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, también describió el veredicto de PCA como una decisión “final y vinculante”, mientras que la ministra de Relaciones Exteriores de Australia, Julie Bishop, dijo que Beijing podría correr el riesgo a su reputación si se ignora el dictamen.

Según el veredicto de PCA en relación con la disputa territorial que mantienen desde hace tres años China y Filipinas, Beijing no tiene pruebas históricas sobre el Mar del Este ni base legal para sus reclamaciones sobre los recursos en las áreas marítimas dentro de la llamada “línea de los nueve puntos”.

Esa línea de demarcación territorial de China contradice los términos de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) de 1982, declaró el tribunal y afirmó que China dejó daños duraderos a los ecosistemas de arrecifes de coral en el archipiélago de Truong Sa (Spratly).

A pesar de las protestas de la comunidad internacional, Beijing reclamó el poder sobre un 80 por ciento de las aguas en el Mar del Este con la delimitación llamada “línea de los nueve puntos”.

El 22 de enero de 2013, Filipinas presentó una denuncia ante el Tribunal de La Haya sobre las reclamaciones de China sobre los derechos soberanos y jurisdiccionales y los derechos históricos sobre las zonas marítimas dentro de su línea de demarcación territorial que van en contra UNCLOS y superaron los límites que Beijing puede requerir según la Convención. 
VNA/VNP