12/05/2015 09:39 GMT+7 Email Print Like 0

Café Tuong

El Café Tuong (Estatua) es muy popular entre los jóvenes de Ciudad Ho Chi Minh, especialmente los arquitectos, no solo por sus deliciosas bebidas, sino también por el diseño único y la exclusiva decoración interior. El lugar se convirtió en un punto de encuentro para muchos amantes del café y quienes quieren relajarse después del trabajo.
El dueño del Café Tuong, Phan Thanh Truyen, ha proporcionado a sus clientes un ambiente sano especial para distraerse después del trabajo. La cafetería está construida con materiales reciclados, lo que ayuda al propietario a ahorrar dinero, y recuerda a los visitantes cómo proteger el medio ambiente. A pesar de su arquitectura simple, atrae a los consumidores, ya que refleja una nueva tendencia en el diseño de un edificio público. El interior está configurado de acuerdo con temas específicos, que se basan en elementales cimentaciones cuadrada, redonda o rectangular.

El Café Tuong se encuentra en un tramo tranquilo de la calle de Thanh Thai, del distrito 10. En un primer vistazo a la tienda, los visitantes pueden apreciar una fachada de madera y el cartel colgado con cuerdas sencillas, pero impresionantes. Estas primeras impresiones conducirán a los clientes a un entorno abierto o privado de acuerdo, con su gusto.
 


Situado en la calle de Thanh Thai en el distrito 10, el Café Tuong proporciona un espacio creativo especialmente
para los arquitectos.


. Espacio del Café Tuong.


El Café Tuong es el lugar de encuentro e intercambio entre los arquitectos en el centro de Saigón.


  Un estudiante de arquitectura creando en el Café Tuong.


Con sus ideas innovadoras, el Café Tuong ha creado un espacio único ideal para que los clientes se relajen después
de una semana de trabajo estresante.


  El cartel
 de indicación en la tienda también impresiona.


Piezas diseñadas para transmitir un mensaje hermoso - utilizar productos reciclados para proteger
el medio ambiente.


Lámparas en la cafetería.


Ricón para diversos tipos de guitarra.


Un área de Tay Nguyen (altiplanicie central) en el Café Tuong.


Antiguo fonógrafo en el Café Tuong.


Estanterías con teléfonos a través del tiempo.


Cámaras antiguas expuestas en el Café Tuong.


Plancha de hierro de carbón de antaño.

 

"La sencillez y la honestidad siempre recuerdan a la gente su relación con los demás de una manera sincera, y eso es lo que el Café Tuong quiere compartir con sus parroquianos", dijo Phan Thanh Truyen.

Pueden verse en la cafetería calabazas secas colgadas aquí y allá, sin una regla establecida, pero aun así impresionan a los visitantes en su camino. Las mesas y las sillas están bien diseñadas y son atractivas, incluso si son viejas. Sobre las mesas, hay unas cuantas hojas secas, colocadas aparentemente sin intención, pero su impacto es innegable, es decir, todo propicia un ambiente cálido y natural.

La tienda es pequeña, con una planta baja y un entrepiso, divididos en pequeños pabellones con cercas de bambú o solo con algunos artefactos como una vieja bicicleta, floreros o estatuas. La iluminación proviene de viejas lámparas incandescentes en el techo. Todo ello crea una atmósfera tranquila y nostálgica, que da una privacidad especial a los consumidores.

En un pabellón, hay una ventana en la que se muestran algunas antigüedades, como una máquina de escribir, cámaras antiguas, pinturas que han hecho los estudiantes mientras beben su café, colecciones de libros y documentos de referencia de arquitectura.

Una escalera de madera conduce al entrepiso, que tiene una ventana que mira hacia la planta baja, la cual es un punto de interés en el interior del Café Tuong. No aísla a los visitantes en absoluto, más bien comparte el espacio con los demás. Otra obra característica es un mural para que cualquier visitante pinte lo que guste. Pueden dibujar lo que le venga a la mente en el momento, sus mejores deseos para el aniversario de sus amigos, o el logotipo o eslogan de su grupo. Phan Thanh Truyen proporciona varios tipos de pinceles, plumas, lápices o tiza para satisfacer a sus parroquianos.

Sentados en un rincón ante una deliciosa bebida, mientras sus mentes descansan, los visitantes del Café Tuong comparten momentos de descubrimiento y experimentación de algo nuevo y especial.

Todos los viernes, la cafetería ofrece a los visitantes un programa especial, que incluye intercambio de experiencias y debates entre los estudiantes y las empresas de arquitectura, o espectáculos de música para los jóvenes.
Por su ambiente y sus ofertas, el Café Tuong es realmente un destino ideal para que los jóvenes se relajen en medio de una populosa ciudad.
 
Por Nguyen Vu Thanh Dat - Fotos: Le Minh