21/05/2016 14:52 GMT+7 Email Print Like 0

Relaciones Vietnam-Estados Unidos: “Dejar de lado el pasado y mirar hacia el futuro”

Hanoi, 20 may (VNA) - La próxima visita a Vietnam del presidente estadounidense, Barack Obama, mostrará el desarrollo positivo de uno de los nexos más especiales en el mundo, el de dos países que se enfrentaron una vez en una guerra y ahora se convirtieron en socios.

Obama será el tercer mandatario consecutivo que visita la nación indochina, después de los viajes de Bill Clinton (en 2000), y de George W. Bush (2006).

Vietnam y Estados Unidos persisten en la política “Dejar de lado el pasado y mirar hacia el futuro” durante los últimos 20 años, desde el normalización de sus vínculos diplomáticos en 1995 y el final de la guerra hace 40 años.

Especialmente, después de que ambos países elevaron sus relaciones a asociación integral en 2013, la cooperación bilateral es cada vez más amplia y eficiente, reflejada en sectores de seguridad-defensa, educación, ciencia-tecnología y adaptación al cambio climático.

El intercambio comercial aumentó 90 veces al alcanzar el año pasado unos 45 mil millones de dólares y esta cifra se prevé que se incremente más, una vez ratificado el Tratado de Asociación Transpacífica (TPP, en inglés).

Ambas partes están en estrecha colaboración con otros socios en el Foro de Cooperación Económica de Asia-Pacífico (APEC), la Cumbre de Asia Oriental (EAS) y el Foro Regional de la ASEAN (ARF) y varios mecanismos por la paz, seguridad y prosperidad en la región, incluidas la seguridad y libertad de navegación en el Mar del Este, y la seguridad hídrica y desarrollo sostenible en la cuenca baja del río Mekong.

Durante la estancia en Vietnam de Obama, del 23 al 25 de este mes, se discutirán asuntos tales como el TPP, el levantamiento del embargo de armas a este país, el remedio de las consecuencias de la guerra, incluida la desintoxicación del agente naranja/dioxina, la cooperación económico-comercial, la seguridad y defensa.

En vísperas de la visita, el diario The New York Times observó que Obama “se centrará en el futuro, no en el pasado” para profundizar los lazos económicos y de seguridad con la nación sudesteasiática, un factor cada vez más importante en la región.

La gira del mandatario también tiene como objetivo consolidar el pivote de Estados Unidos hacia Asia, lo que ha implementado el gobierno de Obama durante los últimos ocho años, particularmente en el contexto de que esa región sea cada vez más dinámica y tenga un papel importante en los asuntos globales.

Sería unilateral si solo se evalúan las relaciones entre ambas naciones en aspectos positivos sin mencionar sus problemas pendientes, que son diferencias en el sistema político, la conciencia de democracia, de derechos humanos y de libertad religiosa. 
VNA/VNP
 
Trabajos publicados