11/02/2016 08:55 GMT+7 Email Print Like 0

Vietnam continúa renovación integral y sincrónica

Bajo el liderazgo del Partido Comunista (PCV), Vietnam ha cosechado numerosas victorias en la construcción y defensa del país, especialmente en la renovación económica conocida como “Doi Moi” desde 1986.

Después de 30 años, Vietnam ha alcanzado notables éxitos en la construcción del Socialismo y defensa de la Patria. Tales logros ratifican que las políticas de innovación del PCV son correctas mientras el camino que adopta el país está adecuado a las condiciones actuales y la tendencia del desarrollo.

Pronosticando que las circunstancias mundiales y regionales se desarrollarán de forma complicada y podrán afectar directamente a Vietnam, el PCV se ha determinado a acelerar el desarrollo integral del país.

Nguyen Viet Thong, secretario general del Consejo Teórico del PCV, explicó que “integral” se refiere a todos los sectores, incluyendo política, economía, cultura, sociedad, seguridad y defensa nacional, y relaciones exteriores.

“Mientras que de manera sincrónica, la renovación debe reflejarse en todos los niveles de dichos campos. Por ejemplo, en el dominio económico, se pone énfasis en la innovación del modelo de crecimiento, reestructuración de la economía nacional, perfeccionamiento de la economía de mercado con orientación socialista e impulso de la industrialización y modernización. Respecto a los asuntos socioculturales, se hace hincapié en la reforma de la formación y educación, y la aplicación de avances tecnológicos”, precisó.

Desde el punto de vista económico, se han abierto numerosas oportunidades para Vietnam ya que el país participa en la Comunidad de la ASEAN, una región con desarrollo dinámico, y firmó una serie de Tratados de Libre Comercio con naciones y bloques potenciales del mundo.

Sin embargo, los desafíos aún son muchos. Al evaluar los resultados de la renovación económica en los 30 años transcurridos, el PCV señaló que el riesgo de “quedarse rezagado” de las economías regionales y del resto del mundo es todavía muy alto.

Se ha reportado que la envergadura de la economía vietnamita es pequeña, cuya eficiencia y calidad se encuentra en bajo nivel, mientras la productividad laboral no ha mejorado. Por lo tanto, el PCV determina que la reforma del modelo de crecimiento y reestructuración económica constituye la misión principal del país.

El secretario general del órgano, Nguyen Phu Trong, aclaró: “Debemos continuar renovando las labores de gestión, enfocándonos en el perfeccionamiento de la institución de la economía del mercado con orientación socialista. Además es necesario garantizar el desarrollo rápido y sostenible sobre la base de sustentar la macroeconomía nacional, y no dejar de elevar la productividad, calidad, eficacia y competitividad”.

En paralelo, el Partido Comunista presta especial atención al vínculo del crecimiento económico con el progreso de otros campos.

“Hay que combinar armónicamente los objetivos de corto y largo plazo, el desarrollo económico con la defensa de seguridad nacional, y el crecimiento de la economía con el progreso de la cultura. Por otra parte, es imprescindible garantizar la igualdad social, proteger el medio ambiente, elevar la calidad de vida y construir una agricultura hacia la producción en gran escala y aplicación de avances tecnológicos”, dijo el dirigente partidista.

A su vez, el PCV decide continuar sincronizando los elementos básicos de la educación y formación, poniendo énfasis en el mejoramiento de las capacidades del aprendiz, junto al impulso de la ciencia-tecnología.

Respecto a ese tema, el líder partidista señaló que el desarrollo y la aplicación de la ciencia-tecnología es prioridad en todos los campos. En el tiempo venidero, Vietnam continúa renovando el mecanismo de gestión de las actividades científicas y tecnológicas, especialmente el método de inversión y mecanismo financiero para poner en vigor los avances sectoriales.

Esperamos que para 2020, en este ámbito, Vietnam alcance el nivel de desarrollo de los países avanzados en la región y para 2030, algunos sectores nacionales logren el reconocimiento mundial, expresó.

Para cumplir con su proyecto reformista, el PCV subraya el rol del fomento de la gran unidad nacional. En concreto, el órgano alzará el papel de la clase obrera y campesina, así como de los intelectuales y empresarios, con el objetivo de satisfacer la demanda del desarrollo nacional en la nueva era.

Renovación integral y sincrónica es el único camino para alcanzar el desarrollo sostenible. Con tantos esfuerzos y unanimidad de todo el pueblo en la empresa de reforma nacional, se espera que la meta de convertir a Vietnam en un país industrializado se logre en breve tiempo.
VNA/VNP