06/07/2015 15:50 GMT+7 Email Print Like 0

Secretario general del PCV concede entrevista a la prensa estadounidense

Hanoi, 05 jul (VNA)- Vietnam otorga importancia a las relaciones con Estados Unidos y considera a ese país como uno de los primeros socios en su política exterior, afirmó el secretario general del Partido Comunista, Nguyen Phu Trong. 

En una entrevista a las agencias estadounidenses AP, Bloomberg News y Wall Street Journal-Dow Jones, en vísperas de su viaje histórico del 6 al 10 de los corrientes a Estados Unidos, el máximo dirigente partidista adelantó que su visita tiene como propósito fomentar la confianza mutua y debatir medidas para intensificar las relaciones bilaterales. 

Se trata de la primera visita de un líder partidista vietnamita a Washington invitada por la administración estadounidense, coincidente con la ocasión del vigésimo aniversario del establecimiento de los vínculos diplomáticos, enfatizó. 

Ésta es una buena oportunidad para que ambos países revisen lo alcanzado, intercambien opiniones sobre una visión “hacia el futuro” y trabajen juntos por una amistad y cooperación estable y duradera, sobre la base del respeto mutuo y el respeto por el régimen político de cada uno, en aras del interés de los dos pueblos y por la paz, estabilidad, cooperación y prosperidad en la región y el mundo, señaló. 

“Creo que los pueblos vietnamita y estadounidense, y toda la humanidad progresista en el mundo aspiran a la paz y desean vivir en armonía. Nadie quiere guerras. Sin embargo, las relaciones Vietnam- Estados Unidos tuvieron un capítulo sombrío, dejando legados pesados en ambos naciones. El tiempo nos ha demostrado que por encima de todo es el ardiente deseo por la paz y amistad y cooperación de los dos pueblos, y ambos países han logrado "dejar atrás el pasado, superar las diferencias, poner en juego las similitudes y encaminan hacia un futuro más brillante", subrayó. 

Cuarenta años después la guerra y 20 años después de la normalización de los nexos, de antiguos enemigos, Hanoi y Washington han convertido en amigos y socios integrales en 2013, recordó Phu Trong destacando que éste es realmente un paso largo que pocos podían imaginar hace 20 años. 

En 1995, las dos partes solo cooperaron principalmente en la búsqueda de los soldados desaparecidos en acción (MIA en inglés). Ahora, los vínculos se han extendido a todos los ámbitos: política, diplomacia, economía, comercio, cultura, educación, ciencia, tecnología, seguridad y defensa, e intercambio de pueblo a pueblo, precisó. 

Explicó que entre los estados del Sudeste de Asia, su país cuenta con el mayor número de estudiantes que cursan en el país de América del Norte. 

Respecto a la cooperación comercial, el valor de intercambio bilateral en los últimos dos decenios aumentó 130 veces y las dos naciones junto con otros socios están negociando el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), un convenio de importancia estratégica para la cooperación económica regional. 

Además de esos dominios, ambas partes han intensificado la colaboración en asuntos regionales y globales como la no proliferación, la lucha contra el terrorismo, la respuesta al cambio climático, la seguridad alimentaria y hídrica, las misiones de la ONU, en contribución a la paz, la estabilidad, la cooperación y el desarrollo en la región de Asia- Pacífico y el mundo, abundó. 

Indicó que como cualquier relación entre dos países en el mundo, Viet Nam y Estados Unidos tienen diferencias en algunas cuestiones como la percepción sobre la democracia, los derechos humanos y el comercio. 

“Para resolver las discrepancias, creo que la forma más eficaz sería diálogos abiertos y constructivos para comprender mejor uno al otro sin dejar que esas diferencias se convierten en obstáculos en las relaciones bilaterales”, dijo. 

En la ocasión, Phu Trong ratificó la política exterior vietnamita de independencia, autodeterminación, diversificación, multilateralización, integración internacional proactiva y ser amigo y contraparte confiable de todas las naciones, por la paz, estabilidad y desarrollo. 

Reveló que además de la cooperación bilateral, intercambiará opiniones con los dirigentes estadounidenses sobre una visión a largo plazo de los problemas regionales y mundiales de interés mutuo como la situación en la región de Asia- Pacífico, el TPP, el cambio climático y los mecanismos regionales de cooperación política, económica y seguridad marítima. 

“Espero que ésta es una oportunidad para que nosotros tengamos una discusión abierta y franca sobre cuestiones en las que aún existen desacuerdos, lo que mejoraría la comprensión mutua, reduciría las diferencias y poco a poco consolidaría la confianza entre ambas partes, a fin de hacer más sustanciales y prácticos los vínculos bilaterales”, expresó. 

Dado el desarrollo dinámico y positivo de la asociación integral bilateral, Vietnam desea fortalecer la cooperación multisectorial con Estados Unidos, incluida la seguridad y defensa, manifestó. 

El levantamiento parcial por parte de Washington del embargo de armas letales a Hanoi con vista hacia la eliminación total de la prohibición en el futuro es un fuerte testimonio de la confianza mutua entre ambas partes, creando las condiciones para profundizar la asociación integral e implementar el memorando de cooperación en defensa firmado en 2011, así como la Declaración sobre Visión en este sector 2015. 

Respecto al papel de Estados Unidos en el mantenimiento de la estabilidad en Asia- Pacífico, recalcó que como una de las principales potencias mundiales y miembro permanente del Consejo de Seguridad, el país norteamericano tiene responsabilidad en la garantía de la paz global. 

Confío que sobre la base de la comprensión mutua y el respeto, Estados Unidos podrá fortalecer aún más las relaciones bilaterales con cada país en esta región, sobre todo en áreas como economía, comercio, ciencia y tecnología, educación y formación y la respuesta al cambio climático, patentizó. 

Sobre cuestión del Mar del Este, el dirigente vietnamita saludó las declaraciones de Casa Blanca de apoyar la solución pacífica de controversias de conformidad con las leyes internacionales, en especial la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar de 1982, la Declaración sobre la Conducta de las Partes Concernientes en la zona (DOC) y los esfuerzos por lograr un Código al respecto (COC). 

Tras subrayar la posición estratégica del Mar Oriental, indicó que casi la mitad de mercancías del mundo pasa a través de las rutas marítimas en esta zona, por lo tanto, el mantenimiento de la paz, estabilidad, seguridad y libertad de navegación marítima y aérea sin cambiar el statu quo, la militarización y la imposición de control en el mar y espacio aéreo no sólo es el interés de un solo país, sino el deseo común de todos los estados en la región y el mundo. 

Abogó por que Washington continúe teniendo voz y acciones apropiadas para contribuir a la solución pacífica de las controversias en el Mar del Este. 

Al referirse a Estados Unidos y China como socios económicos principales de Vietnam, confirmó que la promoción de la amistad y la cooperación de beneficio mutuo con esas potencias es una de las prioridades de la política exterior de su país. 

Declaró que al igual que otros países de la región, Vietnam espera que las relaciones entre Washington y Bejing crezcan de manera constante, aportando a la paz, la estabilidad y la cooperación en la región. 

Al responder a la pregunta acerca del próximo Congreso Nacional del PCV, puso acento en el significado trascendental de la magna cita, durante la cual se examinará la aplicación de la Resolución del encuentro anterior y los 30 años de renovación. 

Adelantó que en el Congreso, se trazarán las principales directrices y políticas en todos los ámbitos en los próximos cinco años con el fin de impulsar integral y sincrónicamente el proceso de renovación, defender la independencia y la integridad territorial de la Patria, mantener un ambiente de paz y estabilidad para el desarrollo nacional y mejorar la vida de la población. 

Para fortalecer el prestigio y el liderazgo del Partido Comunista y la administración estatal, intensificaremos la lucha contra la corrupción, considerándola una de las tareas importantes, informó. 

Al fustigar los comentarios sobre la falta de la libertad de prensa y derechos básicos en este país, Nguyen Phu Trong mencionó la Declaración de Independencia que el presidente Ho Chi Minh leyó hace 70 años, citando las Declaraciones estadounidense de Independencia y francesa de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. 

Corroboró que el respeto y la lucha por los privilegios humanos son la aspiración del pueblo vietnamita y el objetivo del Partido Comunista.

Después de 30 años de renovación, de hecho los derechos de los vietnamitas están garantizados mejor por el Estado y esto se ha institucionalizado en la Constitución, la ley, así como se ha concretizado en las diferentes políticas y medidas para su aplicación desde nivel central hasta local. 

Los esfuerzos vietnamitas en este dominio fueron reconocidos y apreciados por la comunidad internacional, evidenciados en la elección de Vietnam por mayoría de votos como miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (2014-2016). 

Aunque existen diferencias entre Vietnam y Estados Unidos en la interpretación respecto a la cuestión de los derechos humanos, debemos mantener diálogos de manera abierta, franca y constructiva para aumentar la comprensión mutua, recortar las divergencias, explotar las potencialidades de cooperación y asegurar de que ese tema no perjudique las relaciones bilaterales, acotó. 

Las recientes críticas sobre los derechos humanos en Vietnam carecen de objetividad y fundamento, subrayó el líder partidista e invitó a periodistas estadounidenses a visitar el país con más frecuencia para que pueda tener una visión más objetiva e integral sobre su país. 

Tras 30 años de reforma, Viet Nam ha registrado enormes logros socioeconómicos. Desde un país menos desarrollado con una economía cerrada, este país se convirtió en uno de ingreso medio con una economía más dinámica y globalmente integrada, destacó. 

Sin embargo, el desarrollo económico de Viet Nam sigue siendo insostenible y la competitividad continúa siendo baja, reconoció. 

Convertirse en un país de ingreso medio también plantea desafíos, incluidos los relativos a la llamada "trampa de ingreso medio" y cómo crear una economía de rápido crecimiento y sostenible al tiempo que garantizar la igualdad, el progreso social, protección del medio ambiente, expresó. 

Este país todavía enfrenta a una serie de retos externos como los impactos de la crisis financiera y monetaria mundial, la feroz competencia en el mercado global o el aumento de la conectividad en la región Asia – Pacífico, indicó. 

Sólo con la fuerza interna Vietnam puede solucionar esos desafíos y convertirlos en oportunidades, dijo. 

Para ello, en su Estrategia de Desarrollo Económico Social hasta 2020, Vietnam está decidido a promover una reforma integral con tres avances estratégicos: el perfeccionamiento de las instituciones económicas del mercado, el desarrollo de los recursos humanos y la modernización de la infraestructura. 

En cuanto al Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), señaló que se trata de un acuerdo a gran escala con la participación de las principales economías de la región y el mundo, y también cubre muchos temas de comercio de nueva generación con un mayor nivel de compromisos que otros acuerdos comerciales que su país ha firmado. 

De hecho, estamos trabajando con los Estados Unidos y otros miembros para concluir las negociaciones en la mayor brevedad posible, dijo. 

Somos conscientes de que como país con un menor nivel de desarrollo en comparación con otros países participantes en el TPP, Vietnam tiene que desplegar mayores esfuerzos para perfeccionar el sistema legal, las políticas de inversión y los procedimientos, con el fin de crear un entorno de negocios más favorable para inversores extranjeros, contribuyendo a acelerar el proceso de reestructuración económica hacia el aumento de valor añadido, la calidad y eficiencia del crecimiento económico.
VNA/VNP