22/04/2015 14:31 GMT+7 Email Print Like 0

Puente sobre tres siglos

Más de 100 años atrás, en septiembre de 1898, el Gobernador General de Indochina inició la construcción de un puente sobre el río Rojo. La vía fue nombrada Paul Doumer, pero los hanoyenses la llaman puente Long Bien o del río Cai.
El puente Long Bien fue en esa época el segundo más largo de su tipo en el mundo, solo superado por el puente de Brooklyn, sobre el río Este de Estados Unidos, y era considerado “la torre Eiffel horizontal de Hanoi”.

Debido al impacto de la naturaleza y la destrucción de las guerras, el puente ha mantenido intactos solo tramos en el norte, el sur y el centro.
 

Placa con los datos históricos de la construcción del puente de Long Bien.  thành.


 Cada día se transportan productos agrícolas para vender a través del puente hacia el centro de la ciudad.


Los nuevos edificios construidos en la orilla norte del río Rojo ponen de relieve el valor del puente viejo de más de
100 años de edad.


El puente atrae a un gran número de visitantes extranjeros.


La estación de Long Bien está situada en la orilla sur del puente.


Ornamentos en los pilares del puente.


El puente de Long Bien visto desde la orilla sureña del río Rojo.


El puente de Long Bien reflejado en las aguas del río Rojo.


El río Rojo visto desde el puente.


El puente de mas de 100 años de edad reluce en la noche.

Aunque muchos puentes modernos se han construido sobre el río Rojo, como Chuong Duong, Vinh Tuy, Thanh Tri, Thang Long y el recientemente inaugurado Nhat Tan, que facilitan el transporte y el desarrollo económico en las zonas a lo largo de las dos orillas de la vía fluvial, Long Bien es de gran importancia para preservar las memorias de Hanoi. Ha demostrado ser una obra maestra de la gente y testigo de la gloriosa historia de Thang Long-Hanoi, tierra de una cultura de mil años de antigüedad.

Todos los días, desde temprano en la mañana, los pequeños comerciantes de las afueras de Hanoi transitan a lo largo del puente hacia el mercado nocturno de Long Bien para vender sus productos agrícolas, lo que recuerda a un antiguo espacio en Hanoi.
 
Por Tran Thanh Giang