29/07/2021 15:36 GMT+7 print

Renacimiento de la aldea artesanal de bambú de Thu Hong

Con técnicas de construcción de casas de bambú clasificadas entre las mejores del norte, además de pasión, fe y perseverancia, la Cooperativa de producción de artesanía de bambú Thu Hong ha revivido un famoso pueblo de artesanal de la capital.

El establecimiento de la Cooperativa de producción de artesanía de bambú Thu Hong en 2016 en la comuna de Xuan Thu, ciudad de Hanoi (el precursor fue el taller de producción de bambú y ratán Thu Cuc) fue como una afirmación del “renacimiento” del oficio en esta tierra.

Su subdirector, Nguyen Van Tua, nos comentó en una visita de trabajo a Phu Quoc que actualmente la entidad está construyendo casas de bambú en áreas de ecoturismo y centros turísticos en las regiones del norte, centro y sur del país. Se puede afirmar que, en todo el norte, solo esta cooperativa tiene la técnica de construcción de casas de bambú que ha sido considerada como la más segura. 

Los trabajadores de la entidad tienen habilidades que nadie puede imitar. Cortan el bambú a mano, de manera rápida y precisa, sin que se rompa el material. Los agujeros están bien cincelados y cuando se insertan las vigas no se fraccionan. Eso es debido a la experiencia acumulada por muchas generaciones de artesanos, la quintaesencia de muchos años de apego al oficio. Por tal razón, los clientes de todo el mundo aprecian mucho los productos de bambú Thu Hong, tanto por la calidad, como por las delicadas técnicas en cada agujero y corte.


Los bambúes, después de ser cuidadosamente seleccionados por tiempo y tamaño, se sumergen en los estanques de la aldea al menos tres años.


Cortan el bambú a mano, de manera rápida y precisa, sin que se rompa el material.


Creación de un artículo único de bambú. Foto: Thanh Giang/ VNP


Un paso de procesamiento de bambú. Foto: Thanh Giang/VNP


Un paso de procesamiento de bambú. Foto: Thanh Giang/VNP


Ensamblaje de las partes de una casa. Foto: Thanh Giang/ VNP


Proceso final en la construcción de una vivienda. Foto: Thanh Giang/ VNP

Además de la experiencia en el trabajo, la cooperativa también ha conquistado a los clientes por la seriedad en la selección de las materias primas. “Con los materiales de bambú, si se tratan adecuadamente, la obra puede durar cientos de años”, enfatizó Nguyen Van Tua. Por ello, la materia prima utilizada suele ser bambú de primera calidad, cultivado en la provincia de Bac Kan. La etapa más importante que decide la durabilidad de la obra es el procesamiento de los materiales. Los bambúes, después de ser cuidadosamente seleccionados por tiempo y tamaño, se sumergen en los estanques de la aldea al menos tres años. Si no se remojan por tiempo suficiente, la construcción no será duradera. 
 
Según la historia, desde el reinado del rey Le Canh Hung (1740-1786) en la antigua aldea de Thu Hong (hoy aldea de Thu Thuy) ya existía el oficio de producir muebles de bambú. La aldea de Thu Hong está ubicada a lo largo de las orillas del río Ca Lo, en donde viven cientos de familias, y hasta el 30 % de los hogares trabajan en la elaboración de artículos de bambú como casas, mesas, sillas, armarios, camas, altares, linternas y campanas de viento, entre otros.
A manera de ejemplo de la seriedad de la labor del colectivo, el subdirector relató que cuando estaban construyendo una casa de bambú para un cliente, les faltó dos metros de bambú para completarla. En ese momento, no disponían de bambú empapado que cumpliera con los estándares y debió ir a todas partes, incluso bajar a cada estanque para buscar el material, sin embargo no pudo encontrarlo. Finalmente, viajó a Bac Ninh, otra provincia, para conseguir lo necesario para concluir la casa. “Esos dos metros de bambú mío nos debieron costar varios millones de dongs”, dijo Tu con humor.

Actualmente, la entidad cuenta con 12 empleados fijos, el resto son trabajadores temporales según los pedidos. Además de las casas de bambú, también se elaboran productos artesanales de esa planta, como bandejas de té, cucharas y tenedores y persianas, entre otros.

La cooperativa también afirma su reputación ante los clientes por su servicio de garantía para las obras, que llega hasta los cinco años.

 

Unas construcciones de la cooperativa Thu Hong:
















Con las ventajas mencionadas, la unidad tiene numerosos pedidos hasta el fin del año y muchos clientes están dispuestos a esperar varios meses para firmar un contrato./.
 
Por Thao Vy - Fotos: Thanh Giang